20 de enero de 2017
20.01.2017

La Gomera, donde la naturaleza es dueña de la isla

La isla colombina mostrará todos sus encantos a través de los sentidos en Fitur 2017

20.01.2017 | 04:00
La Gomera posee numerosos espacios naturales protegidos, zonas especiales de conservación, monumentos naturales y sitios de interés científico.

"La Gomera in all senses", es el lema con el que la isla colombina se presenta este año en la Feria Internacional del Turismo, Fitur 2017, que se celebra en Madrid entre los días 18 y 22 de enero, con el objetivo de poder mostrar la isla a través de los sentidos y que los visitantes que acudan a su stand puedan conocer de primera mano todas las singularidades gastronómicas, paisajísticas y culturales de su entorno. Por ello, coincidiendo con esta nueva filosofía, este año se presentará en Fitur 2017 el nuevo vídeo promocional de la Isla en el que se podrán ver los rincones gomeros desde una perspectiva hasta entonces desconocida. Además, el turista también visionará gran parte de la oferta que se puede encontrar cuando visite La Gomera.

Los datos de afluencia turística de La Gomera confirman un aumento de las pernoctaciones, pasando de las 800.251 en 2015 a 910.000 en 2016 con una estancia media que también se ha visto incrementada de los 10,8 a 11,3 días. Se trata de una isla que se aleja del turismo de masas y que representa el destino ideal para el viajero que busca un paraíso secreto en Europa, que quiera conectar con la naturaleza, la autenticidad, nuevos sabores y muestre sensibilidad con la sostenibilidad.

Los Patrimonios de la Humanidad, la declaración de la isla como Reserva de la Biosfera, espacios protegidos como el Parque Nacional de Garajonay, reservas naturales, zonas especiales de conservación, paisajes protegidos, monumentos naturales, sitios de interés científico... permiten mostrar inalterados los tesoros de La Gomera.

Conocer la isla paso a paso

La mejor forma de conocer un destino es hacerlo a pie y La Gomera cuenta con más 600 kilómetros de caminos muy bien conservados a disposición del visitante.

Los caminos de La Gomera son reflejo de su historia, de las formas de vida y los sistemas de comunicación de los gomeros entre los caseríos y pueblos de la isla. En cada paso se encuentran importantes elementos de interés etnográfico, vegetación endémica, arquitectura tradicional y lo más interesante, la gente del lugar, que son quienes realmente hacen sentir la isla.

Tanto el Parque Nacional como empresas privadas ofrecen recorridos guiados a los turistas.

Además de la red de senderos, las rutas en coche y en bicicleta también ofrecen una perspectiva muy atractiva de los paisajes gomeros.

El Parque Nacional de Garajonay, espacio natural, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es la mejor muestra que se conserva de un ecosistema único en el mundo: la laurisilva, un bosque único, auténtico fósil viviente de la era Terciaria.

La laurisilva es un monte formado por árboles siempreverdes, reliquia viva de los bosques subtropicales que poblaban el área del Mediterráneo hace millones de años. Para deleite del senderista las hojas que tapizan los caminos son restos de hojas que se van acumulando año tras año, pintado el suelo de colores a la vez que lo enriquecen con su materia orgánica.

En el escenario del bosque nunca falta la niebla que aparece y desaparece en una danza llevada por la brisa, testigo de los vientos alisios que predominan en las islas.

Los viajeros a veces preguntan si es aconsejable caminar por el parque con niebla o con lluvia y la respuesta, sin dudar, es que no solo es aconsejable, ¡sino que es imprescindible!. En las Islas Canarias apenas quedan cauces de agua permanentes discurriendo por los barrancos. La Gomera es una excepción. A tan sólo 300 kilómetros de distancia del Sahara, el mayor desierto del planeta, 5 cauces de agua discurren todo el año en Garajonay.

Además de su singular belleza, con rincones prácticamente vírgenes, este lugar es un importante refugio natural de flora y fauna, en su interior habitan numerosos endemismos.

Avistamiento de cetáceos

El mar en el suroeste de La Gomera tiene unas condiciones óptimas como hábitat natural para acoger una variedad única de cetáceos. Se han localizado hasta 23 especies de ballenas y delfines.

Las excursiones organizadas para ver estos maravillosos animales se realizan con el máximo respeto. El viajero tiene asegurada una experiencia interesante y sobrecogedora.

Las aguas transparentes, su templada temperatura y la abundancia de alimentos han hecho de La Gomera el lugar elegido como residencia habitual de estos mamíferos marinos, de ahí que se puedan observar casi todos los días del año.

Además, el buen grado de conservación de los ecosistemas presentes en La Gomera permite una gran presencia y variedad de aves. Las excursiones marítimas son una excelente oportunidad para observar, por ejemplo, al Águila pescadora anidando en los escarpados acantilados de la isla.

En 1492 Cristóbal Colón zarpó desde la isla de La Gomera, la próxima vez que pisara tierra sería en un continente desconocidos para los europeos: América. Su paso por la isla dejó una huella que se puede ver a través de varios monumentos que reciben al viajero que llega al puerto de San Sebastián de La Gomera. En la casa de la Aguada se conserva un pozo con un cartel que dice "Con esta agua se bautizó América". La tradición cuenta que Cristóbal Colón tomó allí el agua que llevó en su viaje del descubrimiento.

El paso de Cristóbal Colón por la isla, para abastecerse de agua y alimentos, antes de emprender su viaje al nuevo mundo, le han permitido ser conocida como la isla colombina.

Los Órganos

Si las condiciones marítimas lo permiten se puede disfrutar de una vista inolvidable del monumento natural Los Órganos, una formación rocosa única y caprichosa de columnas verticales que se asemejan a los tubos gigantes de un enorme órgano de una iglesia.

Son muy raras las ocasiones en la que la naturaleza permite mostrar con tanta claridad uno de los fenómenos volcánicos más sorprendentes: La primera vez que se observa sobrepasa cualquier idea imaginada con anterioridad.

Este gigantesco órgano mide unos 87 metros de alto por 191 metros de ancho, alcanzando cada columna un grosor de más de un metro. En sus orígenes era parte de un volcán que entró en erupción. Esta curiosidad geológica no sólo se ve en superficie, sino que desciende bajo el mar dando lugar a unos fondos marinos muy particulares. La riqueza biológica que alberga en todo este sector de la costa gomera, ha permitido que se lo declare Reserva Marina. Es el lugar ideal para la cría y desarrollo de peces como "la vieja".

En La Gomera también encontraremos innumerables calas y espectaculares playas de arena negra, un color de arena que delata el origen volcánico de la isla, de unos 12 millones de años de antigüedad. La temperatura media es de veintidós grados, y se puede disfrutar de más de 4.500 horas de sol al año. Un privilegio de las Islas Canarias.

Es por ello que durante todo el año se puede realizar actividades como el Stand Up Paddle, Kayak o Snorkeling que permiten descubrir desde otro punto de vista el mar y la costa de la isla. Por ejemplo, en el Sitio de interés científico Charco del Conde (Valle Gran Rey), con tan sólo gafas y tubos se puede llegar a identificar más de 20 especies marinas diferentes. Descubrirlas es muy fácil y el tiempo casi siempre acompaña para realizar actividades en el agua.

Gastronomía y tradiciones

La variedad de los sabores de su gastronomía como el almogrote y su intenso aroma, la dulzura y tradición que se esconde en la miel de palma y la particularidad de los vinos de Denominación de Origen La Gomera, entre otros, hacen de la gastronomía un elemento imprescindible en la visita a la isla.

La mayor parte de la producción de vinos es de uva blanca, destacando por su singularidad una uva única, exclusiva de la isla, la Forastera Gomera. Esta variedad de uva es la mejor valorada enológicamente por su destacada acidez que lo hace fresco y equilibrado en boca y está asentada en la isla desde hace más de cuatro siglos.

Con respecto a las tradiciones, La Gomera ha sabido mantener señas de identidad como el silbo gomero, un lenguaje único exclusivo de La Gomera, reconocido por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La Isla también cuenta con multitud de artesanos con sus propias tiendas en las que se pueden comprar productos locales, como cerámica, bordados, productos de cuero, etc. Destaca sobre todo las cerámicas elaboradas por los artesanos con técnicas heredadas de los aborígenes logrando que cada pieza sea única.

Además, de las siete islas del Archipiélago Canario, La Gomera es la que conserva las costumbres y tradiciones de una manera más pura, como por ejemplo el Baile del Tambor, un canto y danza ancestral, único en el mundo hispánico. Acompañado de las chácaras con su peculiar sonido surgen en las romerías y fiestas que se celebran a lo largo del año en todos los puntos de la isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine