La estadounidense Jorgensen cumple con los pronósticos

Las triatletas españolas Routier y Murúa se retiran por problemas mecánicos y una lesión, respectivamente

21.08.2016 | 03:03
La estadounidense Jorgensen cumple con los pronósticos

La estadounidense Gwen Jorgensen cumplió los pronósticos y se proclamó campeona olímpica de triatlón este sábado, al imponerse en la prueba de los Juegos de Río, disputada en el circuito trazado en torno a la playa de Copacabana.

Jorgensen, de 30 años y doble campeona del mundo, se consagró este sábado al ganar una prueba disputada con un recorrido de 1.500 metros a nado, cuarenta kilómetros en bici y diez más de carrera a pie, que cubrió en una hora, 56 minutos y 16 segundos, cuarenta menos que la suiza Nicola Spirig, a la que sucedió en el historial olímpico y que, tras ganar oro hace cuatro años en los Juegos de Londres, se conformó esta vez con una plata sobresaliente.

La estadounidense, reciclada de la natación y el atletismo hace apenas seis años, había sido noticia en abril cuando, tras ser segunda en Gold Coast (Australia), se acabó su racha de más de dos años y trece carreras ininterrumpidas ganando cada prueba del Mundial que disputaba. Esta vez no dejó escapar su oportunidad y ganó la carrera más importante de toda su vida. Carolina Routier, novia de Mario Mola, líder del Mundial-, fue la mejor española en las aguas de Copacabana, donde se nadaron, a una vuelta y en mar abierto, los primeros 1.500 metros de la prueba.Pero abandonó al poco de empezar el tramo ciclista, por un pinchazo, primero, y por una avería mecánica, después.

"Pinchó en la primera vuelta y ahí ya se fastidió el asunto, después de haber tenido mucha presencia en la natación. Cambió en un 'wheel stop' y pudo intentar continuar, pero luego tuvo otra avería en la otra rueda. Y ahí ya se acabó todo", comentó el seleccionador español

Ainhoa Murúa, la competidora de más edad (38), compitió con fractura de estrés en el calcáneo izquierdo, infiltrada y con un fuerte vendaje. Lo de menos fue el resultado. Se retiró poco después de arrancar la carrera a pie, llorando, tras casi hora y media de sufrimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine