Craviotto, entre los más grandes

El piragüista español Saúl Craviotto se cuelga el bronce en K1 sobre 200 metros y se se instala en el grupo de deportistas españoles con cuatro medallas. "Me comparo conmigo mismo", afirma

21.08.2016 | 03:03
Craviotto, entre los más grandes

El español Saúl Craviotto ganó el bronce en K1 sobre 200 metros de las pruebas de piragüismo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en la que el inglés Liam Heath se colgó el oro. Craviotto, que fue plata en Londres 2012 en esta prueba, se despidió de Río de Janeiro con el oro en K2 200 metros, que ganó el jueves junto a Cristian Toro, y con el bronce de este sábado. El español se había clasificó para la final de la prueba de K1 200 metros con el tercer mejor tiempo en su semifinal.

Craviiotto consiguió su objetivo de conquistar su cuarta medalla olímpica tras el oro que se colgó el jueves, la plata que ganó en Londres 2012 en categoría K1 200 y el oro que se adjudicó en Pekín 2008 junto a Carlos Pérez Rial en K2 500. Heath se impuso en la prueba con un tiempo de 35.197, en tanto que la plata se la colgó el francés Maxime Beaumont, con 35.362.

Maxime Beaumont, subcampeón mundial en 2015, había clasificado directamente a la final de esta prueba con uno de los mejores tiempos en eliminatorias. El español llegó a 465 milésimas de segundo del vencedor, al igual que el alemán Ronald Rauhe, que también se llevó un bronce. "Este año mi objetivo principal era el K2, en donde nos echamos más horas y donde me centré más tiempo. Y lo conseguimos. El K1 era un extra y, como era después del K2, no me influía en el cansancio o en la fatiga mental ni nada. Y esto ha sido un extra, ha sido un regalo con el que no contaba y estoy súper feliz", afirmó el español ya con su nueva medalla colgada al pecho.

Los dos nuevos metales lo sitúan junto al ciclista Joan Llaneras, la nadadora Mireia Belmonte, la nadadora de sincronizada Andrea Fuentes y la tenista Arantxa Sánchez Vicario entre los cinco deportistas españoles con cuatro medallas olímpicas.

Tan sólo le falta una medalla para igualar al ya retirado David Cal, que con un oro y cuatro platas entre Atenas 2004 y Londres 2012, es el deportista español con más preseas en los Juegos.

Pero Craviotto garantiza que eso es algo que no lo desvela. "Yo no pienso en récords ni en ir a por cinco medallas para superar a nadie. Yo pienso lo mío. Cada deporte es un mundo. Hay deportes en los que no se puede doblar. Alguien en natación puede hacer dos o tres pruebas, en otros deportes no. Eso de número de medallas o de color del metal yo no lo compararía. Me comparo conmigo mismo. Voy por mis objetivos y no pienso en eso", afirmó.

Pese a que el K1 200 metros no era su prioridad, el palista admite que tal vez hubiese conquistado el oro sino lo hubiese hecho tan mal en los primeros 100 metros de la prueba. "Al paso de los 50 metros, he tenido un desequilibrio. He competido un poco mal en los primeros cien metros, no sé si de los nervios o de la tensión, pero en los segundos cien me he visto tan atrás que he dicho tengo que reaccionar ahora o nunca", afirmó. "He sacado la garra de dentro. No sé de dónde he sacado las fuerzas para intentar remontar al máximo y conseguir recuperar algunos metros", agregó.

"Cuando llegué a la meta miré a la izquierda y vi que había cuatro o cinco barcos por ahí cerca y pensé que había hecho lo peor. Para eso soy muy negativo. Me gusta ponerme lo peor para después llevarme la alegría. Pensaba que sería quinto o cuarto. Cuando he visto que era tercero lo he celebrado. Pero a los dos minutos he visto al alemán que ha empezado a chillar y a levantar el brazo y pensé que me habían pasado a cuarto y llegué a arrepentirme de haberlo celebrado. Pero estar empatado con él es un orgullo también", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine