Alicia Cebrián finaliza su concurso olímpico en el decimoséptimo lugar

La regatista chicharrera no podrá disputar la 'Medal Race' de mañana, así que se despide de los Juegos antes de lo deseado. En Londres 2012 sí llegó al último día

14.08.2016 | 01:22

La isleña Alicia Cebrián Martínez de Lagos (Santa Cruz de Tenerife, 1983) se convirtió ayer en la segunda de los representantes chicharreros en los Juegos de Río de Janeiro -después del halterófilo Andrés Mata- en cerrar su participación olímpica. La regatista del Real Club Náutico pugnaba en las aguas de la Marina da Gloria por la clasificación para la Medal Race, en la que compiten solo las diez mejor clasificadas, pero un mal último día le impidió colarse en la élite mundial de su categoría.

Cebrián salió a arriesgar, con mucha fuerza y consciente de que se jugaba sus últimas opciones. Su buena actuación en la jornada del viernes invitaba a la esperanza y al optimismo, así que trató de ponerse en posiciones cabeceras desde el inicio. La chicharrera lo logró. No en vano, en la manga inaugural del sábado consiguió ubicarse en el noveno lugar al paso por el segundo punto cronometrado por la organización.

La pena fue que luego se desinfló de forma irreversible. Cebrián resultó rebasada por buena parte de sus adversarias y completó en un discreto vigésimo primer puesto una regata tan dura como larga. No en vano, tardó 52 minutos en cerrar el recorrido.

La única tinerfeña en vela en estos Juegos ya no tenía posibilidades de cumplir su propósito de clasificarse para la regata final cuando se disputó la segunda serie de ayer. Aún así, lo dio todo por acabar su segunda cita olímpica con un buen sabor de boca. Alicia no podrá mejorar su muy meritoria undécima plaza de Londres, donde compitió en las aguas de Weymouth, pero ya era un premio para ella estar en Río después de una larguísima carrera por ganarse una plaza olímpica. Lo mejor, que se ha demostrado a sí misma que estaba capacitada para competir con los mejores, algo que demostró en las regatas que acabó cuarta (el viernes) y octava (el jueves). En el resto de clases, las mejores noticias vinieron en las competiciones de 49er.

Al margen de Alabau, que compite hoy por los metales, para la vela nacional se abren serias opciones de podio gracias a las parejas formadas en categoría masculina por Diego López y Iago Botín; y en féminas por dos medallistas de Londres, Tamara Echegoyen y Berta Betanzos.

Buenas noticias en 49er

Ambos duetos comenzaron el sábado con un magnífico cuarto puesto que vale para confirmar sendas candidaturas a los metales. Pero la fortaleza de España en esta disciplina es especialmente notoria en la competición de mujeres. No en vano, las representantes de la flota nacional hasta se dieron el lujo de liderar la prueba en la segunda manga.

Hoy descansan, pero desde mañana pugnarán por seguir escalando posiciones en la clasificación general y soñar con otro éxito olímpico más. Sería una noticia excelente y una buena manera de compensar algunas decepciones, tales como la que han ofrecido las clases Nacra -se hundieron anoche los favoritos Echévarri y Pacheco- y Laser, donde Joaquín Blanco finalizó muy lejos de la cabeza. El de Las Palmas contaba con progresar, pero en ninguna de las regatas de su concurso olímpico pasó del puesto 25.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine