13 de diciembre de 2016
13.12.2016
Lucha contra el terrorismo

Detenido en Segovia un yihadista que fue condenado por un crimen de los GAL

Realizaba labores de difusión de propaganda del EI y tenía la determinación de cometer un atentado

13.12.2016 | 20:11
Agentes realizan un registro en una vivienda de Segovia.

La Guardia Civil ha detenido en Segovia a un presunto yihadista como responsable de labores de propaganda de Estado Islámico y dispuesto a cometer un atentado, que había sido condenado en 1985 por un asesinato de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

El Ministerio del Interior ha informado en un comunicado de que se trata de una persona nacida en Irún (Guipúzcoa), que había viajado a zonas de conflicto en Afganistán, Siria y Palestina, y cuya radicalización era tan extrema que la Guardia Civil sospecha que estaba buscando los medios para cometer una acción suicida contra medios de transporte.

Fuentes de la investigación han dicho a EFE que se trata de Daniel Fernández Aceña, condenado a 29 años de cárcel -de los que cumplió 18- en 1985, cuando tenía 26 años, por el asesinato del trabajador ferroviario francés Jean-Pierre Leiva en la localidad francesa de Hendaya.

Tras su radicalización y conversión, el arrestado, con antecendentes psiquiátricos, inició su adoctrinamiento hasta el punto de convertirse en un actor solitario con disponibilidad para llevar a cabo acciones violentas.

Las fuentes han resaltado que se trata de uno de los supuestos yihadistas más peligrosos detenidos por los servicios de información de la Guardia Civil, aunque los investigadores tendrán que analizar ahora la documentación incautada para constatar si tenía planes avanzados de atentado.

Su peligrosidad viene avalada, han añadido las mismas fuentes, por su perfil, puesto que ya había asesinado antes, había estado en prisión y tenía antecedentes psiquiátricos, entre otras características.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, Fernández Aceña nació en Irún (Guipúzcoa), había viajado a zonas de conflicto en Afganistán, Siria y Palestina, y su radicalización era tan extrema que la Guardia Civil sospecha que estaba buscando los medios para cometer una acción suicida contra medios de transporte.

No se descarta que el individuo, que era muy activo en las redes sociales apoyando las acciones terroristas en Europa y difundiendo consignas yihadistas, cuente con la colaboración de terceras personas.

Interrogan a un vecino de Valsaín

La Guardia Civil está interrogando en un registro domiciliario a un vecino de Valsaín (Segovia) por su supuesta vinculación con el yihadista Daniel Fernández Aceña.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han informado a Efe de que los agentes están interrogando a este hombre para aclarar si tiene algún tipo de relación con los hechos, aunque por el momento no se han encontrado indicios de su colaboración con el supuesto terrorista.

Por otra parte, varios vecinos de la zona consultados por Efe han explicado que Daniel Fernández visitaba con frecuencia este domicilio de Valsaín e incluso aseguran que mantenía una estrecha relación con este hombre y que creen que llegaron a convivir durante un tiempo.

Las mismas fuentes apuntan que este hombre, "extraño y poco sociable" de unos 55 años y con dos hijos, ya había sido detenido en otras ocasiones por tenencia de drogas.

La Audiencia Nacional le condenó, junto a Mariano Moraleda Muñoz, como miembro del comando Jaizubia de los GAL por asesinato con premeditación y alevosía, pertenencia a banda armada y tenencia ilícita de armas.

Los investigadores están registrando su domicilio en la ciudad de Segovia y otra vivienda en la localidad próxima de La Granja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine