Dimisión de Sánchez

Las 12 horas en las que se decidió la caída de Sánchez

Repasamos las horas clave de un día que se abrió con insultos ante Ferraz y acabó con la dimisión del hasta entonces secretario general

03.10.2016 | 17:16

El PSOE vivió este sábado una de sus jornadas más convulsas. Desde la mañana, la tensión era palpable en Ferraz, tanto dentro de la sede socialista como en el exterior. La larga jornada concluyó con el nombramiento de una gestora, dirigida por Javier Fernández, que asumirá la dirección del partido una vez que Pedro Sánchez, derrotado en la votación sobre su propuesta de celebrar un congreso federal en noviembre, tomó la decisión de dimitir. Este es un resumen cronológico de los momentos más destacados del día:

A las 9 de la mañana estaba previsto que comenzase el Comité, pero la tardanza de algunos delegados y la imposibilidad de acordar tanto el censo como el orden del día retrasaron su comienzo. En cualquier caso, la noticia estaba tanto dentro como fuera. Partidarios de Sánchez se habían concentrado en el exterior para mostrarle su apoyo, al tiempo que dedicaban insultos a dirigentes críticos como Barreda, Lambán y Madina, como se aprecia en el vídeo:



A las 10.30 de la mañana, el Comité no había arrancado. La sesión estaba convocada a las 9.00 horas, pero la imposibilidad de acordar la elección de la Mesa del Comité Federal, el órgano encargado de dirigir el debate, provocó el primer receso. Los afines a Sánchez y los detractores no se ponían de acuerdo sobre si el Comité Federal lo debía constituir la dirección en funciones o la Mesa. Mientras, en el exterior se sucedían los gritos contra los críticos, con expresiones como "traidores", "golpistas" y "Susana Díaz, jefa de los golpistas". Miquel Iceta, líder del PSC y fiel a Sánchez, se reunía con Díaz para acercar posturas:




Alrededor de la 1 del mediodía, cuatro horas más tarde de lo previsto, dio comienzo el Comité, ya con un ambiente bastante tenso en el interior. Parecía que la constitución de la Mesa, presidida por la andaluza Verónica Pérez, mano derecha de Susana Díaz, iba a ser la primera garantía de consenso, pero nada más lejos de la realidad. Las discrepancias sobre el orden del día a debatir provocaron un nuevo receso. En esos momentos trascendía la primera imagen del Comité, con los miembros de la Ejecutiva en la Mesa, y con Susana Díaz en primera fila del auditorio.



Sobre las 14 horas, retomado el Comité, Sánchez tomó la palabra para proponer que se readmitan a los 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del sector crítico que habían dimitido. Sánchez propuso también que se convocase otro Comité Federal, ideas rechazadas tajantemente por los críticos.

Justo antes, la presidenta del Comité Federal del PSOE, Verónica Pérez, tuvo un incidente con Rodolfo Ares, vocal de ese órgano, a cuenta del uso de la palabra.

Verónica Pérez aseguró que ella era la máxima autoridad del partido y que la Mesa no era un órgano colegiado. En ese momento, Rodolfo Ares se levantó para dirigirse hacia el atril y responderle, pero cuando iba a empezar a hablar, se puso también en pie el secretario general, Pedro Sánchez, para explicar que la situación era muy grave. Sánchez se levantó para hacer su propuesta cuando la presidenta del Comité quería que se votase la gestora. Posteriormente, hubo un nuevo receso. El dirigente de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, publicó un tuit a proposito del incidente:




Pasadas las 16 horas, la presidenta andaluza, Susana Díaz, pidió que el Comité Federal del PSOE vote la propuesta de los críticos de nombrar una gestora que se haga cargo del partido en lugar de Pedro Sánchez y su dirección en funciones. No obstante, Sánchez logró sacar adelante su tesis. El Comité Federal se preparaba para votar si celebraría un congreso extraordinario en noviembre, con primarias el 23 de octubre.

La votación se celebraría de forma secreta, mediante urna, según fuentes socialistas. Aquí es donde se produjo una de las grandes trifulcas, ya que los críticos entendían que debía ser a mano alzada. Los críticos, que empezaron a recoger firma para promover una moción de censura contra Sánchez, no aceptaron que la votación fuera secreta, algo que decidió la mesa del comité -con mayoría 'pedrista'-, por lo que la tensión de las últimas horas estalló y estos comenzaron a gritar " pucherazo" y "sinvergüenzas". Finalmente, la Mesa del Comité Federal rechazó someter a votación la moción de censura contra Pedro Sánchez.

A las 20 horas, se produjo la votación a mano alzada de si el PSOE debía celebrar primarias y congreso exprés, como pedía Sánchez. Tras perder la votación, unos minutos antes de las 20.30 horas, Pedro Sánchez comunicaba al Comité su dimisión.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine