Elecciones 25S
 

Elecciones en Galicia y País Vasco 2016 | Feijóo arrasa y el PNV podrá gobernar en minoría

El PP gallego logra la mayoría absoluta con 41 escaños, por 14 del PSdG y En Marea y 6 del BNG - En el País Vasco, el PNV gana con 29 escaños, EH Bildu logra 17, Podemos 11, y PSOE y PP 9 - C's, fuera de ambos parlamentos

26.09.2016 | 21:41

El candidato del PP a las elecciones gallegas, Alberto Núñez Feijóo, y el del PNV en las elecciones vascas, Iñigo Urkullu, han vencido en los comicios autonómicos del 25S, el primero con un aclara mayoría absoluta y el segundo con mayoría simple.

Con el 94,3% escrutado, Feijóo logra 41 escaños, tres más de la mayoría absoluta, la tercera consecutiva que consigue. Por su parte, con el 99,8% escrutado, Urkullu consigue 29 escaños y podría sumar mayoría absoluta bien con el PSE o con el PP, que han logrado cada uno nueve escaños.

Feijóo ha logrado lo que él mismo denominó un "sueño" antes de que arrancase la campaña electoral. No sólo ha conseguido su tercera mayoría absoluta desde que, por primera vez, arrebató al bipartito de socialistas y nacionalistas la Xunta, sino que se ha convertido en el único líder de todo el Estado (al margen de ayuntamientos) en lograr una mayoría absoluta, evitando así tener que buscar apoyos de otros partidos para lograr su investidura, como pretendía Ciudadanos.

Y lo ha hecho refrendando su amplia mayoría de la novena legislatura, cuando consiguió 41 diputados, quedándose a dos del techo de Manuel Fraga, que en el año 1993 consiguió 43. Con el 98,11% escrutado, el PPdeG ha conseguido ampliar el porcentaje de votos conseguido en 2012, al situarse con el 47,6% de los sufragios, frente al 45,8% de los anteriores comicios, aunque falta por computar el voto de los residentes ausentes. Además, tras haber perdido más de 150.000 papeletas en la novena legislatura, los populares con Feijóo ya superan con este porcentaje escrutado en más de 5.000 las conseguidos en 2012.

Todavía falta por computar el voto del Censo de Residentes Ausentes (CERA), al respecto de lo que han solicitado el voto por correo 17.871 personas, el 4% del censo (frente al 7,68% de 2012) y no será determinante.

Por su parte, el PSdeG consigue el peor resultado en la historia democrática de Galicia, con un 17,88% de los votos emitidos este domingo, en que la participación ha sido del 63,76%, a falta de computar el voto de los emigrantes y se deja con este escrutinio más de 40.000 votos, con el 98% escrutado. Así, En Marea adelanta a los socialistas con 19% de los sufragios, aunque ambas formaciones se quedan con 14 diputados en el hemiciclo gallego.

Mientras, el BNG logra, con el 98,11%, 6 diputados y un porcentaje de votos del 8,36%, frente al 10,11% de 2012, cuando logró 7 escaños y cerca de 30.000 votos más. Pese a que supone un retroceso, la irrupción de las mareas supuso la desaparición del Bloque del Congreso de los Diputados en las dos últimas citas electorales, por lo que este resultado le permite pensar que ha comenzado su recuperación.

Ciudadanos, con un 3,37% y 47.170 votos, no ha conseguido colarse en el Parlamento de Galicia, en el que el espacio político de centro no tiene representación desde la disolución de la UCD, que consiguió en 1981 un total de 24 escaños en la primera legislatura gallega. De ellos, buena parte de ellos acabaron en el PP (en la anterior legislatura Alianza Popular) en 1985, que ese año se presentó como coalición electoral y consiguió 34 diputados (aunque una moción de censura desalojó a Gerardo Fernández Albor de la Presidencia de la Xunta).

"Aspiramos a algo excepcional en Galicia, dijo el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, en rueda de prensa este domingo, al igual que Feijóo pronosticó que la Comunidad gallega iba a dar "un mensaje a toda España" para otros "cuatro años de estabilidad".

La "excepción", como los populares adelantaron que sería -según sus palabras- una nueva mayoría absoluta en Galicia, se produce en un contexto en el que, casi un año después y tras dos citas electorales (en diciembre de 2015 y junio de 2016), el Congreso no ha logrado investir a un presidente del Gobierno.

La tercera mayoría absoluta ratifica a Feijóo, que desarrolló una campaña eminentemente personalista y con apenas presencia de las siglas de su partido, como líder en el PP y como uno de los nombres indiscutibles de las quinielas sucesorias al actual presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. A la par, su jefe de filas nacional, que se ha volcado en la campaña gallega con una importante presencia en estos últimos 15 días, podrá emplear este resultado para buscar los apoyos que necesita para ser investido presidente en el Congreso.

El PNV gana en el País Vasco

El PNV ha ganado las elecciones vascas al conseguir 29 de los 75 escaños, seguido de EH Bildu con 17 y de Elkarrekin Podemos con 11, mientras que el PSE es el partido que sufre el mayor descalabro al pasar de los 16 parlamentarios de hace cuatro años a 9.

Con el 100% de los votos escrutados, el PP se sitúa como quinta fuerza política y ha perdido 1 de los 10 escaños que tenía hasta ahora al quedarse con 9.

Ciudadanos por su parte, que aspiraba a lograr al menos un escaño por Álava y sustituir en el Parlamento Vasco a UPyD, que no se ha presentado a estos comicios y tenía a un único representante por ese territorio, finalmente no ha logrado hacerse con un asiento en la Cámara de Vitoria.

Estos resultados confirman que la concurrencia de Elkarrekin Podemos por primera vez en unas elecciones autonómicas vascas ha perjudicado especialmente a los socialistas, que han perdido cerca de 87.000 votos, aunque también EH Bildu ha retrocedido en casi 54.000 sufragios.

De este modo el PNV es el claro vencedor de los comicios y ha logrado incluso incrementar sus votos (384.766 en 2012 a 397.664 en estas elecciones) a pesar de la aparición de una nueva fuerza política. Además ha ganado en Vizcaya, Álava y Guipúzcoa.

EH Bildu queda como segunda fuerza política con 17 escaños, 4 menos que en 2012, al perder representación en los tres territorios, 1 tanto en Álava como en su feudo tradicional, Guipúzcoa, y 2 en Vizcaya.

Elkarrekin Podemos, con un total de 156.671 votos en toda Euskadi (muy lejos de los 335.740 que obtuvo en las últimas generales de junio cuando consiguió ser el partido más votado en el País Vasco), logra la misma representación en Vizcaya y Álava, 4 escaños en cada uno, y 3 en Guipúzcoa.

Los socialistas vascos por contra pierden 3 diputados por Álava y 2 por Vizcaya y Guipúzcoa, respectivamente.

El PP consigue retener sus escaños tanto en Álava (5) como en Guipúzcoa (2), pero retrocede en Vizcaya donde pierde un representante y en el conjunto de Euskadi obtiene unos 23.000 votos menos que en 2012.

En cuanto a las capitales vascas, el PNV gana en todas ellas.

Elkarrekin Podemos y el PP se sitúan en segundo y tercer lugar en Bilbao, mientras que en Vitoria los populares ocupan el segundo puesto y Elkarrekin Podemos el tercero. En San Sebastián sin embargo EH Bildu es segundo, la formación morada tercera y el PSE pasa del segundo al cuarto lugar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine