Accidente de tráfico

Accidente de autobús: "La envié a España tranquilo y ahora ha muerto", lamenta el padre de una víctima

Los Mossos atribuyen 13 delitos de homicidio imprudente al conductor - Algunas iban sin cinturón, según Tráfico

23.03.2016 | 09:35
Accidente de autobús: "La envié a España tranquilo y ahora ha muerto", lamenta el padre de una víctima

El padre de una de las siete jóvenes italianas fallecidas en el accidente de Freginals (Tarragona) ha criticado hoy que el autocar regresara de Valencia a Barcelona de madrugada. "La envié a España tranquilo y ahora ha muerto", ha dicho.

"Era demasiado tarde para conducir, con gente joven que había venido a este país a disfrutar y estudiar y al final ha muerto", ha dicho. "La envié a España tranquilo y ahora ha muerto", ha afirmado este padre.

Su hija, Serena, de 22 años, natural de Turín (Italia), era estudiante de cuarto de Farmacia y su padre ha lamentado que no se les confirmara su muerte hasta pasadas 24 horas. Él y un joven que le acompañaba han pedido que se tomen las medidas pertinentes para que un accidente como éste no se vuelva a producir.

El Parador de Tortosa acoge el dispositivo desplegado para atender a las familias de las víctimas del accidente. Hasta el momento han llegado al Parador procedentes de los aeropuertos de Madrid y Barcelona ocho familias de diferentes nacionalidades. Los equipos de psicólogos atienden a las familias que van llegando.

"La primera atención es para intentar dirigir o canalizar esta explosión de sentimientos", ha dicho Jordi Suriñach, portavoz de Cruz Roja en Tarragona. "Cada persona reacciona de un modo distinto y los profesionales les aconsejan que reaccionen como les salga", ha apuntado.

Los familiares son trasladados uno a uno al tanatorio, donde se procede al reconocimiento de los fallecidos.

A falta de confirmación oficial, para lo que falta cotejar los datos de ADN o huellas dactilares con las primeras identificaciones oculares, siete de las víctimas son de nacionalidad italiana, dos alemanas, una rumana, una francesa, una austríaca y una uzbeca (también con nacionalidad austríaca).

Por su parte, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, se ha desplazado a Tortosa, donde ha visitado a los familiares de las víctimas y ha conversado con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que le ha recibido en el aeropuerto de Reus (Tarragona), junto a la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna.

Investigación de los Mossos

Los Mossos atribuyen al conductor del autobús siniestrado  un total de 13 delitos de homicidio imprudente, uno por cada una de las estudiantes que falleció en la tragedia, que también ha dejado a un universitario en estado crítico y a otros seis graves. Hasta el momento, las investigaciones apuntan a un fallo humano:

Según han informado a Efe fuentes cercanas a la investigación, el conductor se negó a ayer a declarar ante la policía catalana, que le atribuye 13 delitos de homicidio imprudente, a la espera de que la juez de Amposta (Tarragona) que lleva el caso le cite a declarar en los próximos días, cuando médicamente esté en condiciones de hacerlo.

La juez, que por el momento no ha concretado qué delitos le imputa al conductor, acordó anoche citarle para esta mañana, en calidad de investigado, si bien la comparecencia se ha tenido que posponer porque el hombre, de 62 años, tuvo que ser ingresado anoche en la UCI del Hospital al detectársele una contusión pulmonar.

Las fuentes consultadas por Efe han remarcado que la titular del juzgado de instrucción número 3 de Amposta (Tarragona), que todavía no ha recibido el atestado policial, citará de nuevo al conductor en una fecha todavía por determinar, en función de su evolución médica, y que concretará el delito o delitos que se le atribuyen previo informe de la Fiscalía.

Algunas víctimas no llevaban cinturón

La mayoría de supervivientes llevaba puesto el cinturón de seguridad con el que estaba dotado el vehículo en todos sus asientos. Así lo ha asegurado a Efe la directora general de Tráfico, María Seguí, que ha indicado que, si bien desconoce el número de víctimas mortales que usaban el cinturón, todo indica que algunas de las trece chicas fallecidas no lo llevaban puesto, ya que salieron despedidas del autobús tras el impacto.

Por este motivo, Seguí ha insistido en la "importancia" de emplear "siempre, en todo momento y en todos los vehículos" este elemento de seguridad que, como el casco o las sillitas de los niños, "salva vidas".

Respecto a las causas de este trágico accidente, el más grave hasta el momento de los diez ocurridos en lo que va de Semana Santa, la máxima responsable de Tráfico ha preferido no concretar ninguna hipótesis, pues la investigación del siniestro está abierta y son los Mossos d'Esquadra los encargados de la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine