Propuestas

Qué une y qué separa a PSOE y Ciudadanos

Los dos partidos coinciden en torno a conceptos de regeneración, pero difieren en empleo e impuestos

23.02.2016 | 16:05

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para facilitar la investidura de Pedro Sánchez es la culminación de intensas negociaciones entre ambos partidos en torno a una serie de puntos en los que ambos partidos coinciden, en especial el concerniente a la regeneración democrática. Repasamos las propuestas en común -y también las discrepancias programáticas- de las formaciones que lideran Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Puntos de encuentro

Regeneración democrática: La lucha contra la corrupción es el vértice fundamental del que derivan otras líneas de consenso, como la necesidad de promover una mayor transparencia en la política. El PSOE quiere dotar de más control interno a empresas y sociedades públicas, una idea que gusta a Ciudadanos, que apuesta también por implantar auditorías externas obligatorias a los partidos. Los dos partidos coinciden en que las formaciones políticas deben responsabilizarse de los casos de corrupción que surjan en sus filas. Los aforamientos de cargos públicos también están bajo lupa: los socialistas proponen "revisarlos" mientras Ciudadanos es partidario de la "supresión" de los mismos para los casos de corrupción, pero mantenerla para los asuntos que no tengan que ver con la actividad política.

Ley electoral: Reformar la LOREG (Ley Orgánica de Régimen Electoral General) es objetivo común de ambos partidos, que desean un modelo en el que prime más la proporcionalidad y la igualdad, medidas que restarían poder a los nacionalistas. Tanto PSOE como Ciudadanos se inclinan por presentar a los comicios que se celebren listas desbloqueadas. Promover una mayor participación ciudadana en la vida política es otro de los propósitos en los que los dos partidos han encontrado coincidencias, en especial a través de la denominada Iniciativa Legislativa Popular.

ILP: Ambos partidos están de acuerdo en otenciar la iniciativa legislativa popular (ILP), aunque difieren en el número de firmas que serían necesarias para su presentación: Ciudadanos quiere reducirlo a 250.000 y el PSOE, a 300.000.

Servicios sociales, pensiones y financiación autonómica: PSOE y Ciudadanos manifiestan divergencias en cuanto a ciertos aspectos de una hipotética reforma constitucional, pero sí coinciden en incluir en la Carta Magna nuevas alusiones a la protección de los servicios sociales. El PSOE apuesta por el "reconocimiento de nuevos derechos civiles y políticos" y Ciudadanos defiende registrar en la Constitución el derecho a la salud, a los servicios sociales, a la vivienda y a la atención a las personas en situación de dependencia", pero siempre en un marco de "igualdad real de todos los españoles". Garantizar el sistema público de pensiones y promover un nuevo modelo de financiación autonómica son otros puntos de acuerdo.

Cataluña: Sánchez y Rivera lo tienen muy claro: una consulta o un referéndum en Cataluña no son posibles. Los dos líderes han aludido a la Constitución como límite de las aspiraciones de los partidos nacionalistas catalanes, con los que es especialmente crítico Rivera. Dirigentes del PSOE y Ciudadanos han insistido durante todo el proceso soberanista en que no permitirán la realización de un referéndum.

Despolitización de la justicia: Finalmente, los dos partidos están de acuerdo en despolitizar la Justicia, modificando el método de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
Rivera ha explicado que ambas formaciones han alcanzado un principio de acuerdo sobre la forma de elegir a los miembros del CGPJ. Lo harían un grupo de técnicos que no pertenezcan a partidos políticos, los candidatos se presentarían a un concurso público y se celebraría una vista en el Congreso, donde finalmente se votaría.

Puntos de divergencia

Modelo territorial: Mientras los socialistas son partidarios de una reforma constitucional tejida a partir de un modelo federal que recoja las singularidades de las comunidades autónomas, el partido de Albert Rivera es partidario de "consolidar el Estado autonómico", estableciendo un panorama territorial basado en la "igualdad real entre todos los españoles" y que no quiebre la unidad de España.

Senado y diputaciones provinciales: Este es otro de los puntos en los que PSOE y Ciudadanos mantienen algunas diferencias. Si bien los socialistas apuestan por "modificar" la composición y funciones del Senado, en Ciudadanos desean eliminar la Cámara Alta y reemplazarla por un Consejo de Presidentes de las Comunidades Autónomas. En cuanto a las diputaciones, C´s se inclina también por suprimirlas, mientras el PSOE es partidario de "redefinir" su papel" y "modernizar las diputaciones provinciales".

En concreto, se proponía reformular su papel "como espacio de encuentro entre los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes" y dotarles de "competencias prestadoras de servicios que supongan una mejora de eficacia y eficiencia respecto a los mismos servicios prestados por los municipios, siempre con criterios de máxima transparencia, racionalidad y democracia".

Empleo y salario mínimo: Una de las medidas estrella de Ciudadanos en la pasada campaña electoral fue la promulgación del denominado ´contrato único´, criticada por los partidos de izquierda por considerar que solo contribuye a abaratar el despido. Por su parte, el PSOE incluyó en su programa tres modalidades de contrato: indefinidos, temporales y de formación. En cuanto al salario mínimo, el PSOE es partidario de incrementarlo mientras Ciudadanos apuesta por desarrollar el Complemento Salarial para las familias trabajadoras: las personas y familias que ganen por debajo de un determinado nivel al final del año, recibirán una transferencia en vez de pagar impuestos.

Impuestos: La rebaja fiscal con el objetivo de favorecer condiciones para la creación de empleo es una de las líneas sobre las que se estructura el programa económico de Ciudadanos. Por su parte, el PSOE es favorable a gravar más la riqueza y elevar la tributación de las rentas del ahorro. No obstante, existen puntos de unión entre ambas formaciones en lo que se refiere a la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine