Caso Imelsa

Caso Imelsa: Francisco Camps pone la mano en el fuego por Rita Barberá

Niega que actuara como "recaudador" de la trama de comisiones ilegales del PP valenciano

22.02.2016 | 16:41
Play
Caso Imelsa: Francisco Camps pone la mano en el fuego por Rita Barberá

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha asegurado que "desde luego" pone la mano en el fuego por la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá "y por todos los españoles que todavía no tengan una sentencia firme, incluidos Monedero, Errejón y Pablo Iglesias".

Camps ha resaltado en una rueda de prensa que la actualmente senadora del PP vive en un piso de alquiler y tiene un coche "de hace doscientos años, prácticamente tendría que ser un coche histórico", mientras que no se ha llevado "ni un paquete de rosquilletas".

"Rita Barberá es una mujer extraordinaria, de primer nivel, de quien se sienten orgullosos los valencianos, el resto de los españoles, y de la que se hablará toda la historia de esta ciudad", porque ha estado "un cuarto de siglo al servicio de los valencianos", ha resaltado.

El expresident ha manifestado que Barberá "no asaltó el ayuntamiento, sino que ganaba por mayorías absolutas" y ha cambiado la ciudad "de cabo a rabo".

Camps ha revelado que ha hablado con ella y está "triste y dolida" por lo que se dice, después de haber "dado toda su vida por Valencia". "No se lo merece", ha añadido.

Ha recordado que es doctor en Derecho y abogado, y ha destacado que en las sociedades civilizadas existe el Estado de derecho y la presunción de inocencia, pese a que hay personas como Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón e Iglesias que quieren que esa presunción "brille por su ausencia".

Camps también ha tenido palabras para el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mònica Oltra, de quienes ha dicho que "se pasan el día sacando cosas" para "abatir al adversario" y hablando de él porque le tienen "miedo político", incluso "pavor".

"Los socialistas de verdad no son como Puig", ha aseverado Camps, quien ha afirmado que Compromís tiene "una obsesión" con él, porque nunca le ganaron las elecciones, y ha augurado que la formación de Oltra "saltará por los aires" a pesar de "lo potente que era".

También ha reprochado a Puig que no le haya pedido "perdón todavía" por haber tenido "la barra" de recurrir al Tribunal Supremo "la decisión de absolución del pueblo valenciano" en la causa de los trajes del caso Gürtel. "Menudo independentista, o nacionalista o lo que sea", ha añadido.

Preguntado sobre si se siente defendido por su partido, ha afirmado que se siente "defendido por la verdad" y por los años que ha estado al frente del PPCV y de la Generalitat, y ha recordado que ha sido el último president de la Generalitat "elegido por el pueblo" y por mayoría absoluta.

Camps, quien ha explicado que en unos quince días tendrá impresa su tesis doctoral, ha indicado también que es el "fundador de los escraches", pues las manifestaciones cambiaban el recorrido para pasar por su casa e insultarle, y "muchos de los que venían están ahora donde están".

Sobre la política nacional, ha destacado que en España hay dos partidos y el resto son "movimientos políticos", y ha defendido el liderazgo de Mariano Rajoy, que ha ganado las elecciones "en toda España".

El "recaudador" de las "cinco cajas B"

La Guardia Civil señala al expresidente del Consell Francisco Camps como el "recaudador" de la trama de comisiones ilegales del PP valenciano y "nexo" con la "caja B" del partido en Génova, según la información hecha pública por la Cadena Ser citando fuentes de la investigación del caso Imelsa.

Camps sería el "recaudador" de las "cinco cajas B" que el PP tenía en la Comunitat Valenciana, donde, siempre según estas fuentes, recibía el "dinero negro" procedente de "mordidas de empresarios que, después, resultaban adjudicatarios de concursos públicos amañados en distintas consejerías durante el período comprendido entre 2003 y 2011".

En Valencia había "tres cajas B", mientras que las otras dos se localizaban en Alicante y Castellón. En esta última provincia, el "recaudador" sería el expresidente de la diputación, Carlos Fabra, hoy en prisión. En Alicante aún no se ha podido determinar la identidad de la persona que se encargaba de gestionar ese supuesto dinero negro.

Camps, sin embargo, ha negado este lunes de forma "categórica" y "rotunda" estas acusaciones, que tilda de "absurdas". Según el expresidente del PPCV, "nunca" ha "recaudado" ni "organizado nada ilegal".

Esas acusaciones son "falsas en su totalidad" y "punto por punto" porque "ningún empresario" le ha "dado dinero en la vida", ni él ha llevado "dinero negro a Madrid". Es "una enorme falsedad".

Además, Camps ha asegurado que no solo él no ha ejercido ese papel de recaudador, sino que está convencido de que "no ha existido" esa supuesta trama en las consejerías de la Generalitat durante el periodo en que fue presidente.

Por eso, ha anunciado que ya ha presentado una denuncia en el juzgado de guardia negando los hechos y exigiendo la persecución penal por la filtración del sumario de la operación Taula, que sigue bajo secreto.

Sin embargo, según las fuentes de la investigación citadas por la cadena radiofónica, las 'cajas B' que gestionaba Camps, con carácter transversal y de las que al parecer hay constancia por el testimonio de varios testigos y las grabaciones del arrepentido Marcos Benavent, servían para nutrir de dinero negro al partido nacional, así como a PP de la Comunitat Valenciana y a las agrupaciones provinciales.

De hecho, en las grabaciones se evidencian peticiones de dinero por parte de líderes del PP regional y provincial para sufragar actividades del partido en ambos niveles.

Por esto, los investigadores de la UCO de la Guardia Civil consideran que el PPCV era una "organización criminal" y que su expresidente, Francisco Camps, era el responsable de recaudar esas mordidas y el encargado de aportar ese dinero a la caja "B" del PP valenciano y nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine