Caso Bárcenas

El PP no declara por borrar los ordenadores de Bárcenas

Alberto Durán, representante del partido, se ha limitado a leer una nota en la que asume su responsabilidad

12.02.2016 | 15:31

El PP ha leído un escrito ante la titular del Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid, que había citado al partido como investigado en la causa que instruye sobre el borrado de los discos duros de los ordenadores usados por el extesorero del PP Luis Bárcenas, pero se ha negado a declarar ante la magistrada.

Fuentes jurídicas han informado de que el asesor jurídico del PP, Alberto Durán, designado por el partido para representar a la formación como investigado por los supuestos delitos de daños informáticos y encubrimiento, se ha acogido a su derecho a no declarar ante la juez y tan solo se ha limitado a leer una nota en la que el PP manifiesta su voluntad de colaborar con la Justicia.

No ha respondido a las preguntas ni de la juez ni del fiscal al acogerse a ese derecho constitucional por tratarse de una persona jurídica investigada, por lo que de esta forma no se ha sometido a interrogatorio alguno en el juzgado, según las mismas fuentes.

Se da la circunstancia de que el PP es el primer partido que es citado en calidad de investigado -como anteriormente se denominaba a los imputados- puesto que sólo es posible hacerlo a partir de la reforma del Código Penal de 2013.

En el escrito, el PP afirma que "en ningún momento se ha destruido o borrado ninguna información del señor Bárcenas dado que los ordenadores, propiedad del partido, que en su día usó en el mismo fueron abandonados sin información, dato, archivo, registro o programa de ningún tipo".

Añade que "es cosa juzgada que ni el PP ni ninguna otra persona por su cuenta se haya apropiado de los ordenadores que Bárcenas reclamó hace tres años sin ningún éxito, dado que no ha acreditado ningún título sobre los mismos, ni sobre ningún archivo que en su día pudiera haber alojado en ellos, y que desde luego se llevó consigo cuando abandonó el partido".

Por ello, el PP "asume y ratifica" las declaraciones ante la magistrada de la tesorera del partido, Carmen Navarro, del asesor jurídico Alberto Durán y del director de sistema de información del partido, Jose Manuel Moreno, quien aun no ha declarado en el juzgado.

Y muestra "todo su respaldo" a la actuación que en relación con este procedimiento han realizado estas tres personas "dentro del convencimiento más pleno de que esa actuación ha estado presidida por el respecto por las normas legales y los protocolos y procedimientos internos de la organización".

Precisamente, Durán, que además estaba citado como investigado a titulo personal, sí ha respondido a las preguntas de la juez ante quien ha asumido toda la responsabilidad del borrado de los discos duros de los ordenadores usados por Bárcenas en la sede de Génova.

En su interrogatorio, que se ha prolongado más de dos horas y media, Durán ha dicho que fue él la persona que ordenó entrar en febrero de 2013 en la sala Andalucía, aquella que servía de despacho de Bárcenas, y más tarde autorizar el borrado de los discos duros.

Según las fuentes presentes en la sala, el abogado del PP ha dicho que los responsables informáticos le preguntaron si podían proceder a borrar los discos duros en base al protocolo del partido y él autorizó esa actuación al afirmar que dispone de la autonomía suficiente para dictar esa orden como representante legal que es.

Ha señalado que sí que comunicó a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la entrada al despacho pero no el borrado de los discos duros que, ha destacado, no contenían ningún archivo como así le trasladaron los informáticos que ejecutaron la orden.

Su declaración coincide en líneas generales con la versión que ofreció la semana pasada Navarro, que dijo a la juez que se aplicó el protocolo del partido para el formateado y posterior reasignación de los ordenadores, puesto que el extesorero dejó de ser empleado del PP en 2010.

Y añadió que los responsables de informática le aseguraron que cuando los abrieron no había ya documento alguno del extesorero, cuyos correos electrónicos además seguían en el servidor del PP.

No obstante, el exresponsable de informática del partido Javier Barrero, afirmó que no existía protocolo de actuación y que los ordenadores no eran del partido, sino de Luis Bárcenas.

Precisamente hoy, la magistrada ha dictado el archivo de la causa respecto a Barrero, al entender carecía de mando y responsabilidad en el departamento de sistemas de información del PP por lo que era ajeno a la decisión y ejecución del borrado.

La pasada semana Bárcenas apuntó en su declaración ante la magistrada a Cospedal, como la responsable de dar la orden de borrar los discos duros de los ordenadores que, según dijo, guardaban información sensible sobre la existencia de una contabilidad B en la formación política.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine