La Policía busca en Fuerteventura a yihadistas preparados para atentar

La familia de la joven detenida en Fuerteventura lleva veinte años viviendo en Canarias

09.12.2015 | 02:20
Detención en Fuerteventura.

Canarias se encuentra dentro de la hoja de ruta de la organización terrorista del Estado Islámico (IE). La detención de una mujer en el municipio majorero de Pájara que había creado supuestamente una amplia red internacional de captación y reclutamiento es una prueba de ello. También lo es que los agentes de la Comisaría General de Información continúan rastreando la isla de Fuerteventura en busca de más yihadistas dispuestos a atentar. La joven de 19 años apresada tenía contactos directos con combatientes desplazados a Siria.

El Ministerio del Interior informó que los detenidos ayer por su vinculación con la estructuras de Daesh, desarrollaban labores de apología y enaltecimiento del terrorismo distribuyendo, a través de Internet y las redes sociales, material para ensalzar las capacidades operativas del Estado Islámico.

El apresamiento realizado por la Policía en Pájara no es un hecho casual en el Archipiélago. El pasado mes de julio, los agentes detuvieron en el barrio de La Vega, en Arrecife de Lanzarote a Silvia C.C. de nacionalidad española y convertida al islam, por reclutar niñas y adolescentes y facilitarles el desplazamiento a zonas controladas por el Estado Islámico.

La Policía Nacional detuvo en la madrugada de ayer a un hombre de 32 años, vecino de Mataró (Barcelona), y una joven de 19 de Pájara (Fuerteventura), ambos de origen marroquí, por supuestamente estar integrados en la estructura de la organización terrorista Estado Islámico (EI).

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, explicó que los arrestados tenían capacidad para atentar en España puesto que estaban "en contacto directo" con los líderes operativos del grupo yihadista en Siria.

Pero también porque ambos ya habían vertido amenazas de muerte contra Francia y nuestro país, además de contra personas de otros grupos religiosos incitando a atentar contra todos aquellos que no profesaran su ideario. Según Fernández Díaz, los arrestados formaban parte de una cédula "altamente profesionalizada" encargada de captar, adoctrinar y reclutar yihadistas. Para ello transmitían una imagen idealizada de su lucha, con la finalidad de persuadir a jóvenes españoles susceptibles de ser atraídos por el EI.

Del mismo modo, se encargaban de difundir en la web "una gran cantidad de material" sobre el uso de armas y explosivos con el fin de facilitar a sus seguidores la comisión de actos terroristas.

Los dos presuntos yihadistas habían difundido "masivamente" también en las redes sociales e Internet material con imágenes de ejecuciones cometidas por el EI acompañadas de comentarios humillantes para sus víctimas.

En declaraciones a la prensa, el Ministro destacó que los detenidos, que tenían residencia legal en España, habían "traspasado el umbral del límite de la radicalización", ya que habían jurado públicamente fidelidad al EI y a su líder, Abu Baker Al Bagdadi.

Se da la circunstancia de que la supuesta autora del tiroteo de San Bernardino (Estados Unidos), que causó la semana pasada la muerte de catorce personas en un centro de ayuda para discapacitados, también juró lealtad al EI.

"Cuando se llega a este estadio de implicación no es colaboración, es integración en la organización terrorista", subrayó el jefe del departamento de Interior, que hizo hincapié en que los detenidos, por su grado de formación e implicación con el EI, estaban "en condiciones de cometer eventuales atentados".

De hecho, añadió, ya habían proferido amenazas concretas a España y Francia, así como a "personas pertenecientes a otras confesiones religiosas".

El Ministro resaltó que es "significativo" que los detenidos, pese a vivir en dos puntos tan lejanos de la geografía española, hubieran podido constituir una red que se extendía de manera "muy profesionalizada y de alta cualificación" gracias a Internet y las redes sociales.

La Policía se incautó en los domicilios de los sospechosos de numeroso material informático que será analizado ahora con detalle por las fuerzas de la lucha antiterrorista, que con estas dos detenciones, remarcó Fernández Díaz, ponen de manifiesto su "eficacia" en la lucha contra el terrorismo yihadista.

La operación, dirigida por el juzgado 6 de la Audiencia Nacional en colaboración con la Fiscalía, está bajo secreto de sumario y continúa abierta.

Destino seguro
El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, asegurado ayer que la isla majorera es "una isla y un destino seguro", tras haber tenido conocimiento de la detención de una joven marroquí en la localidad turística de Morro Jable por pertenecer, supuestamente, a la estructura de la organización terrorista Daesh.

El presidente insular ha querido destacar "la eficacia de los Cuerpos y Fuerzas del Estado en la lucha contra el terrorismo yihadista".
El destino majorero es uno de los más importantes del país, no en vano mantiene conexiones aéreas con más de una treintena de países europeos. Gracias a la labor que viene desarrollando el Patronato de Turismo, la Isla conseguirá a final de año un nuevo récord en la llegada de turistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine