Crisis de los refugiados

Cañizares pide perdón y cree ser objeto de un linchamiento

El arzobispo de Valencia afirma que sus palabras en el Foro se han "magnificado" e "interpretado incorrectamente"

16.10.2015 | 18:14
El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares.

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha pedido perdón "con sinceridad y buen grado" a los refugiados si sus recientes declaraciones, en las que se preguntó si eran trigo limpio, les han causado "algún daño", pero se siente víctima de un linchamiento.

Así lo ha expresado el cardenal en un comunicado difundido "a propósito de las reacciones difundidas en diferentes medios de comunicación", en las que dirigentes políticos y ONG le acusan de xenófobo e insolidario por sus declaraciones del miércoles en un desayuno informativo organizado por el Fórum Europa-Tribuna Mediterránea.

En un momento del encuentro, Cañizares se preguntó si en "esta invasión de inmigrantes" y refugiados que a su juicio registra Europa "es todo trigo limpio", por lo que pidió prudencia a los gobiernos ante lo que considera "el caballo de Troya" en las sociedades europeas.

En el comunicado de este viernes, Antonio Cañizares, que cumple un año al frente de la archidiócesis de Valencia, ha defendido que estas personas "saben" que "esa no es" su posición y que "siempre han tenido y tendrán" en él a "un hermano que los acoge y defiende, que comparte su tragedia".

"Ese no es mi pensamiento, jamás lo ha sido, el que me atribuyen estos días algunos medios de comunicación", ha insistido, y lo ha "desmentido rotunda y categóricamente por servicio a la verdad y justicia, y, sobre todo, por amor a los refugiados, perseguidos o inmigrantes, los más perjudicados y utilizados en esta polémica".

En opinión del cardenal, lo que se ha hecho, "en un verdadero linchamiento" de su persona, constituye "una manipulación" de su pensamiento, palabras y corazón: "Nada más lejos de mí que lo que se me achaca. Si hay una sensibilidad, desde que soy sacerdote, en mi vida, es mi inclinación a los pobres".

Ha asegurado que "confirman este desmentido rotundo" sus escritos, "recientes y de tiempos atrás", donde expresa "con toda precisión" cómo se sitúa ante "el drama de los refugiados, perseguidos e inmigrantes".

Ha sugerido la lectura de estos documentos y sacar "conclusiones", ya que en ellas se muestra "a favor de los pobres y de combatir la pobreza" mediante la gestión de "viviendas, alojamientos y medios económicos a favor de estos hermanos nuestros que carecen de todo por tener que abandonar forzosamente sus países".

Según el arzobispo de Valencia, sus palabras en el Foro se han "magnificado" e "interpretado incorrectamente".

En una alusión implícita a unas declaraciones del alcalde de Valencia, Joan Ribó, Cañizares se pregunta: "¿Se puede decir que soy un xenófobo, un racista, de la extrema derecha o que mantengo una posición o actitud contraria a la de la Conferencia Episcopal Española o a la del papa Francisco?". Y responde asegurando que está "en comunión plenísima" con el papa.

Por lo que respecta a la expresión: "No todos los que llegan son trigo limpio", el cardenal Cañizares afirma que no ha pretendido "descalificar con ella a todos los refugiados, huidos, inmigrantes o perseguidos" sino, "al contrario, defenderlos".

"Solo afirmo que se tenga prudencia. No digo más que lo que dijo el papa, que existe el peligro de infiltración, y eso es cierto", ha incidido, para luego opinar que "no es reprochable" el "defender la identidad y la historia de Europa y de España y prevenir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine