Delitos

Aumentan las condenas a mujeres y menores

El 87% de los condenados siguen siendo varones - El perfil del condenado es un hombre de 36 años de media

25.09.2015 | 00:43

En España hubo menos personas condenadas en 2014 que el año anterior, pero sin embargo aumentó el número de mujeres y de menores que fueron castigados con algún tipo de pena en un ejercicio en el que, una vez más, los delitos relacionados con la seguridad vial sumaron más de un tercio del total de las condenas.

Hubo el año pasado 218.827 adultos condenados por sentencia firme en España, lo que supone un 0,4 % menos que un año antes, según los datos que hoy ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El descenso general de las condenas se debe a la reducción en el colectivo más amplio, el de varones adultos, pero es llamativo el incremento de las penas a mujeres (un 8,1 % más), así como el cambio de tendencia en los menores: por primera vez desde 2011 aumentan los castigos a este colectivo, en concreto un 2,1 %.

El 87,6 % de los condenados fueron varones, pero hubo un 1,5 % menos que en 2013, lo que supone el tercer descenso anual consecutivo, mientras la cifra de mujeres condenadas se mantiene al alza desde 2007.

No obstante, el perfil del condenado en España sigue siendo el de un hombre de nacionalidad española de casi 36 años de edad que ha cometido un delito relacionado con la seguridad vial.

Por nacionalidad, tres de cada cuatro condenados fueron españoles, pero la tasa de extranjeros castigados (14 de cada mil habitantes) triplica a la de los nacionales (4,8).

Si se analizan los datos por sexo y grupos de edad, el colectivo más castigado en los varones fue el de entre 18 y 20 años, mientras que en el caso de las mujeres fue el de entre 21 y 25.

Durante el año se impusieron un total de 615.640 condenas en sentencias firmes, un 1,1 % más que en 2013, una cuarta parte de ellas de prisión, pero la mayor parte del total privativa de otros derechos, como la inhabilitación para el empleo.

Se impusieron en total 156.799 penas de prisión, un 92,4 % de ellas con penas de cero a dos años, un 6,2 % de dos a cinco años y un 1,4 % de más de cinco años. La mayor parte de las condenas de cárcel fueron por delitos contra el patrimonio (un 35,5 %).

Pero de los 277.956 delitos contabilizados por el INE (un 1 % más que el año anterior), los más numerosos fueron los que atentan contra la seguridad vial, que representan un 34,8 %, lo que supone un 4,5 % menos que en 2013.

Los delitos de lesiones suponen un 12,3 % del total y los robos un 11,1 %.

La comunidad autónoma con más condenados fue Andalucía, con un 19,5 % del total, por delante de Cataluña (15 %) y la Comunidad Valenciana (12,4 %).

En términos relativos, la tasa de adultos condenados por mil habitantes fue mayor en Ceuta (26,8), Melilla (20,2), Baleares (7,8) y Canarias (7,1), mientras que la menor se dio en Castilla y León (4,2), País Vasco (4,5) y Aragón (4,6).

Durante el año se dictaron 15.048 condenas a menores de entre 14 y 17 años, lo que rompe la tendencia descendente que se inició en 2011. Ocho de cada diez condenados fueron varones y la edad más castigada fue la de 17 años en el caso de los chicos y la de 16 en el de las mujeres.

Los jueces adoptaron 24.496 medidas, un 3 % más que el año anterior, la mayor parte de ellas de libertad vigilada (cuatro de cada diez), de trabajos en beneficio de la comunidad (un 17,6 %) o de internamiento en régimen semiabierto (uno de cada diez).

Aunque aumentó el número de condenas, descendieron un 0,4 % las infracciones penales registradas, un total del 25.717, de las un 62,3 % fueron delitos y un 37,7 % faltas.

Los delitos más recurrentes entre menores fueron los robos, un 39,7 %, seguidos por las lesiones (13,5 %) y los de torturas y contra la integridad moral (10,2 %)

El número de infracciones aumenta con la edad (a los 17 años es el doble que a los 14), ocho de cada diez fueron obra de hombres y tres de cada cuatro de españoles.

También en este caso es Andalucía la comunidad donde se condenó a más menores (un 22,6 % del total), seguida por la Comunidad Valenciana (16 %) y Cataluña (12 %). En términos relativos, destaca Ceuta (31,7 por mil habitantes), Melilla (17,6) y Baleares (13,1), en tanto que Comunidad de Madrid (5,5), Aragón (5,9) y Galicia (5,9) tienen las menores tasas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine