Euskobarómetro

El PNV ganaría en el País Vasco y Podemos sería la tercera fuerza

La irrupción de la formación de Iglesias restaría apoyo al resto de fuerzas, según una encuesta electoral

30.07.2015 | 07:31

El PNV ganaría en los tres territorios en unas elecciones al Parlamento vasco y obtendría el 33,5 por ciento de los votos, pero no le bastaría con el apoyo del PSE-EE -con el que gobierna en diputaciones y ayuntamientos- para lograr la mayoría absoluta de la Cámara, situada en 38 escaños.

Según el Euskobarómetro, el PNV obtendría 25 o 26 escaños, seguido de EH Bildu con el 23% y 18-19 escaños, Podemos sacaría el 15% y 11-12 parlamentarios, el PSE-EE sería cuarto con el 14,5% y 10-11 diputados, y el PP tendría el 8% y 8 escaños. Ni IU-Ezker Anitza, ni UPyD, ni Ciudadanos obtendrían representación.

Respecto al Parlamento actual la gran novedad sería Podemos, que rompe así la estabilidad que mantenía el mapa político vasco, articulado en torno a cuatro grandes partidos (PNV, Bildu, PSE y PP).

Estas son las principales conclusiones de las estimaciones electorales incluidas en la oleada de primavera del Euskobarometro, un sondeo del departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) elaborado a partir de 600 entrevistas realizadas el pasado mes de junio.

El nivel de indecisión del electorado se sitúa en el 25% y el 70% de los entrevistados dice tener definidas ya sus preferencias. La la participación en los comicios sería del 65%.

Los datos determinan un panorama político en el que "se incrementa la fragmentación y la volatilidad electorales", y forman un Parlamento "más plural y girado a la izquierda, con una mayoría nacionalista, mientras las fuerzas autonomistas siguen en retroceso", según se resume en el Euskobarometro.

Los datos obtenidos para cada partido indican que el PNV podría obtener 380.000 votos (33,5%) y entre 25 ó 26 escaños -la mayoría absoluta está en 38 escaños- así como la primera posición en los tres territorios.

Esta mayoría parlamentaria es "ligeramente más débil" que la actual, lo que hace "muy improbable" la repetición del actual gobierno monocolor en minoría.

Para mantenerse en el Gobierno Vasco, el PNV dependería del apoyo de EH Bildu o Podemos, o del PSE-EE y PP, por lo que la fórmula "más probable" sería una coalición con los socialistas, pacto que ya gobierna las tres diputaciones y numerosos ayuntamientos tras las elecciones locales del pasado 24 de mayo.

La otra alternativa de Gobierno vendría de un acuerdo entre las tres fuerzas de izquierda -EH Bildu, Podemos y PSE/EE- lo que en este momento resulta "muy improbable" para el Euskobarómetro.

EH Bildu mantendría la segunda posición en los tres territorios con más de 250.000 votos (23%) y entre 18 y 19 escaños.

Con estos resultados podría "condicionar" o, incluso, "encabezar la mayoría de gobierno".

Podemos llegaría a un 15% del electorado y con 175.000 votos obtendría entre 11 ó 12 escaños, lo que le sitúa en la tercera posición en el País Vasco, y disputa la segunda a EH Bildu en Vizcaya y al PSE/EE y al PP la tercera en Guipúzcoa y Álava, respectivamente.

Pese a perder diez puntos en intención directa de voto respecto a anteriores encuestas, Podemos mantiene un resultado similar al de las elecciones locales de mayo y la capacidad para condicionar la mayoría de Gobierno, según el sondeo.

Los socialistas vascos cuentan con el respaldo de 165.000 votos (14,5%) y unos 10 u 11 escaños, por lo que mantendría la tercera posición en Guipúzcoa, pero caería a la cuarta en Vizcaya y a la quinta en Álava.

Con estos datos, el PSE/EE podría tanto condicionar la nueva mayoría como aspirar a formar parte del Ejecutivo, que con el PNV se quedaría cerca de la mayoría absoluta al sumar entre 35 y 37 escaños.

El PP no llega a 100.000 votos (8%) con 8 escaños, lo que le sitúa en quinta posición y le hace retroceder en todos los territorios hasta el último lugar, a excepción de Álava, donde podría disputar la segunda posición a EH Bildu.

Pese a que este partido pierde apoyos electorales y acusa el "desgaste gubernamental", mantiene la posibilidad de condicionar la nueva mayoría de Gobierno.

En unas hipotéticas elecciones vascas, también se registraría una caída de la fidelidad de voto de todos los electorados de las autonómicas de 2012.

El gran beneficiario sería Podemos, que recibe votos de IU (60%); de los más jóvenes (20%); del PSE/EE (14%); de EH Bildu (8%); de la abstención (8%) y del PNV (3%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine