Caso del pederasta indultado

Daniel Galván amenazó a menores con un hacha

Suministraba somníferos a las chicas más mayores para después abusar de ellas, según las declaraciones judiciales

09.08.2013 | 19:41

Daniel Galván Viña, condenado a 30 años de prisión en Marruecos por delitos de pederastia, compraba a sus víctimas con regalos y atenciones, pero en algunos casos llegó a amenazarlas y a chantajearlas, según se desprende de documentos judiciales relacionadas con sus procesamientos en los que las menores relataban los abusos.

Estos documentos, a los que tuvo acceso LaSexta, recogen que el pederasta se hacía pasar por profesor de inglés y se paseaba desnudo por su casa mientras las alumnas a las que daba clase de inglés estudiaban.

A las chicas más mayores les suministraba somníferos para después abusar de ellas. "Me dio somníferos en la bebida y después perdí la conciencia. Cuando desperté me encontré desnuda y con fuertes dolores vaginales", relata Shana, la primera de sus víctimas. Según estos documentos, Galván abusó de Shana, de su hermana y de un primo suyo de 14 años, el único varón.

A sus estudiantes más pequeñas les compraba regalos y, a cambio, ellas debían pasar un rato en el baño. "Un día estaba en su casa, fui al baño para hacer pis y el entró detrás de mí. Puso su miembro sobre mi miembro sexual pero no sé si hubo penetración", relata otra víctima.

Sin embargo, a veces las niñas se negaban a someterse y entonces Galván recurría a la violencia. "Me amenazó con un hacha, me amordazó, me desnudó y me obligó a llevarle a cabo felaciones y tocamientos", explica otra afectada.

El propio Galván reconoce en su declaración judicial que violó a las niñas, aunque no a las más pequeñas. "Reconozco haber mantenido relaciones sexuales con las dos mayores, pero con las más pequeñas sólo hubo tocamientos y caricias. También las grabé pero era para mi disfrute personal", dijo.

Enlaces recomendados: Premios Cine