Conflicto

Escalada dialéctica entre Madrid y Londres por Gibraltar

España traslada al Reino Unido su "firmeza" y el Peñón amenaza con ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

07.08.2013 | 10:32

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, se ha reunido este martes en Madrid con el embajador de Reino Unido en España, Giles Paxman, a quien ha reiterado la "firmeza" de España en la defensa de sus intereses y su voluntad de continuar realizando controles en la verja de Gibraltar, como es su "obligación".

De Benito ha reiterado la postura del Gobierno, que desde que comenzaran las protestas gibraltareñas por los controles en la verja ha insistido en que estos registros son una "obligación" de España para luchar contra tráficos ilícitos, por lo que son "irrenunciables" para España.

El secretario de Estado ha recalcado además que estos controles guardan "proporcionalidad", no son "contramedidas" ni violan el principio de no discriminación.

Dicho esto, Gonzalo de Benito ha hecho también "un llamamiento al diálogo" para abordar, junto a las autoridades locales gibraltareñas y del área del Campo de Gibraltar, "todos los aspectos relativos a la cooperación que afecten a los intereses de las poblaciones a ambos lados de la verja, particularmente en cuestiones de pesca y protección medioambiental".

No obstante, también le ha trasladado al embajador que España ha "tomado nota" del anuncio del Gobierno gibraltareño sobre "una pretendida estrategia de medio ambiente marino", que incluiría medidas relativas a la pesca y a las condiciones medioambientales en aguas adyacentes a Gibraltar".

Así, le ha advertido de que, para el Gobierno español, se trata de "medidas de carácter unilateral en línea de la política de hechos consumados" que las autoridades del Peñón "pretenden imponer desde hace algún tiempo", y que tienen "su manifestación más clara" en el vertido de la semana pasada de 70 bloques de hormigón al fondo marino.

Por otra parte, fuentes de Exteriores han asegurado a Europa Press que España participará en la reunión propuesta por la Comisión Europea para abordar la situación en la frontera con Gibraltar.

Según han indicado estas fuentes, se está planteando la posibilidad de celebrar este encuentro en septiembre u octubre, que podría tener lugar en Bruselas o en la verja. En todo caso, será un asunto "bilateral" entre la Comisión Europea y España en la que no participará Reino Unido.

Por su parte, el Gobierno de Gibraltar podría llevar su disputa fronteriza con España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, aseguró hoy el ministro principal adjunto gibraltareño, Joseph García, al diario británico "The Guardian".

La Comisión Europea (CE) recibió hoy una queja formal del Gobierno del Peñón por las largas filas en la frontera a causa de los controles impuestos por España, días después del vertido de 70 bloques de hormigón en las aguas que rodean la colonia británica por parte de las autoridades gibraltareñas.

"Estamos recogiendo pruebas estadísticas y situaciones concretas sobre la operación en la frontera y ahora estamos intensificando esos registros", señala el ministro principal adjunto gibraltareño, para quien la situación "empeorará antes de mejorar".

Según Joseph García, esos informes podrían ser presentados contra España en cortes europeas como el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, sobre la base de que se han violado derechos ciudadanos.

"Estamos recolectando las quejas individuales en caso de que necesitemos tomar medidas sobre la base de que se hayan infringido derechos individuales. Las medidas españolas son totalmente inhumanas", opinó el ministro principal adjunto gibraltareño.

Enlaces recomendados: Premios Cine