Kamasutra en el balcón

 03:00  

JUAN A. PADRÓN SABINA Según titula un medio: "Una pareja de amantes se cae por la ventana del primer piso de un edificio en Lübeck, Alemania, mientras hacían el amor". ¿Ustedes se creen que hay derecho a titular así una noticia, por muy cachonda que fuera o fuese? ¿A dónde vamos a llegar con tanta estulticia y falta de idiosincrasia? ¿Eh? Es más: ¡¡¡¿Eh?!!!

Para empezar, según el código de Hamurabi, tenían que haber dicho que se trataba de una pareja heterosexual, o sea de un hombre y una mujer. Parejas de las que ya quedan pocas y que acabarán siendo protegidas por Greenpeace, no se crean. Y otro error garrafal del titular es decir eso de: "mientras hacía el amor". Vamos a ver si ponemos los puntos sobre la íes, porque si no quedan unas íes muy feas: hacer el amor es sinónimo, lo ha sido toda la vida, de enamorar. Verbi gratia: ¿Me quieres, Arturo? Sabes que sí, prenda. ¿Pero me querrás siempre? Hombre, digo mujer, pues ya veremos. O sea que no me quieres como yo a ti. ¡Buahh! Vaya enamoramiento que me estás dando, Florinda; si lo sé, no te invito a gambas con vermut de garrafón el pasado jueves. Bueno, ya está. Ven ustedes, eso anterior es hacer el amor; y lo que estaban haciendo los de Lübeck era follando.

–¡Huy lo que ha dicho este desaprensivo!

Y encima follando con el Kamasutra al lado y ensayando sus posturas. La pareja tuvo suerte y cayó sobre mullido césped. De forma que sólo se rompieron algunos huesos y el amor propio. Los servicios de emergencia, avisados por una vecina cotilla, se sorprendieron al ver a la pareja totalmente desnuda. Porque es que los servicios de emergencia alemanes son muy recatados. Y claro, el más listo, que se llama Gervasio, se dijo: "Estos dos, en pelota, es que estaban haciendo el amor en el balcón; digo follando".

Sin embargo la mujer de la pareja de acróbatas del sexo, que no se llama Concha, le dijo al Gervasio que no sacara conclusiones precipitadas, ya que podría incurrir en prevaricación, porque ella y su pareja no estaban: "teniendo relaciones sexuales. Estábamos jugando". A lo cual el Gervasio le dijo: "¿Y a qué estaban jugando, doña, al parchís tal vez...?" Momento en el que doña Concha fue y le dio por la mamona al Gervasio.

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya