Huelga salvaje

21.07.2010 | 02:37

De vergonzosa podríamos calificar la huelga salvaje de los días pasados en la Comunidad de Madrid. Las amenazas y los insultos por parte de los sindicatos son repugnantes. Ha sido la propia clase trabajadora la que ha sufrido en su propia piel la desfachatez de un colectivo privilegiado como son los trabajadores del metro de Madrid. El Gobierno central debería haber instado la actuación de la fuerza pública en defensa de los trabajadores y usuarios de los servicios, agredidos y perjudicados por los piquetes. ¿Por qué no lo ha hecho? Vaya usted a saber. Los empleados que han violado la Ley al impedir el acceso de sus compañeros a los puestos de trabajo deben ser despedidos. ¿Para qué existen entonces los servicios mínimo?

Enlaces recomendados: Premios Cine