12 de enero de 2018
12.01.2018

Interponen una denuncia tras la muerte de un perro por la pirotecnia de Fin de Año

'Kenya' era un boxer de 19 meses que vivía en Los Baldíos y huyó de casa asustada por el ruido

13.01.2018 | 04:00
´Kenya´ junto a su dueña Patricia Armas.

La abogada Sandra Barrera, en representación de Patricia Armas, interpuso hoy una denuncia administrativa ante el Ayuntamiento de La Laguna por la muerte de Kenya, una perra de 16 meses que falleció en la madrugada del día 1 a consecuencia de la pirotecnia. Esta acción tiene como objetivo llamar la atención ante la dejación de la Administración pública y destacar la inexistencia de una normativa que regule el uso de fuegos artificiales para que no afecte a los animales.

La denuncia ha sido presentada por el Grupo Animalia, del que Barrera es la presidenta. En ella, se atribuye, supuestamente, parte de la responsabilidad al Ayuntamiento de La Laguna y a los vecinos de la zona de Los Baldíos -fue en ese barrio donde se produjo el suceso-, que emplearon fuegos artificiales durante la celebración de la noche de Fin de Año. "Esta denuncia administrativa, que es más bien un escrito, no trata de depurar responsabilidades sino que quiere llamar la atención por este suceso y que marque un antes y un después en el municipio", explica la abogada Sandra Barrera, quien solicita ahora que el Ayuntamiento convoque una Mesa del Ruido para tratar de crear una normativa que ampare a los animales ante los fuegos artificiales.

Kenya era un boxer de 16 meses que vivía en Los Baldíos junto a su padre y su hermano y era propiedad de Patricia Armas. Falleció en la madrugada del 1 de enero después de haberse escapado de su casa, asustada por la pirotecnia que se estaba lanzando cerca de la vivienda. Un coche la atropelló en la carretera de La Esperanza una hora después de haberse escapado, y el coche se dio a la fuga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine