03 de enero de 2018
03.01.2018

El trabajo de demolición de la Casa de los Maestros comenzará el lunes

La calle Tomás González Rivero quedará cerrada al tráfico entre los días 22 y 26

02.01.2018 | 23:06
La Casa de los Maestros de Tejina.

El Ayuntamiento de La Laguna iniciará, el próximo lunes, los trabajos previos para ejecutar la demolición de la Casa de los Maestros, ubicada en la calle Tomás González Rivero de Tejina. Estas viviendas se encuentran en el patio del Colegio San Bartolomé, y están totalmente vacías desde el año 2011. El objetivo de la Corporación municipal es disponer, de este modo, de un espacio estratégico situado en el corazón del pueblo lagunero y destinarlo a uso público.

De este modo, el próximo lunes se procederá a la colocación de las señales que avisarán a los vecinos de que queda prohibido aparcar en la calle Tomás González Rivero, desde primera hora de la mañana del martes. Asimismo, las obras obligarán a trasladar la parada de guaguas y se desmontará la marquesina de dicha parada. Entre el martes y el domingo 21 estará permitida la circulación rodada por la calle, pero quedará prohibido estacionar en el tramo de la vía en el que se desarrollarán las obras.

Entre el lunes 22 y el viernes 26, la calle Tomás González Rivero quedará cerrada al tráfico puesto que durante esas jornadas se llevará a cabo la demolición del edificio y se estará trabajando con maquinaria desde la calle. Las alteraciones de las entradas a los garajes de la zona ya han sido comunicados a los vecinos, a los que el Ayuntamiento lagunero y la empresa que realiza las obras ruegan la máxima colaboración y se disculpan por las molestias que se puedan ocasionar.

El proyecto de demolición de la Casa de los Maestros responde a la antigüedad del inmueble y a su estado de abandono, que ha provocado que no cumpla con los parámetros de seguridad y normativa exigibles en la actualidad. Y es que la demolición de este edificio ha venido retrasándose puesto que durante largo tiempo estuvo habitado. Fue en el año 2011 cuando, tres años después de que se iniciara la batalla judicial, el Ayuntamiento de La Laguna logró llevar a cabo el desalojo del último de los inquilinos del edificio, que fue construido en los años 70 del pasado siglo XX. En concreto, este inmueble funcionó como residencia de los docentes del colegio San Bartolomé hasta hace una década.

El objetivo de la Corporación municipal es ceder parte de este espacio al centro de educación infantil que se encuentra ubicado justo al lado. Además, una parte del edificio, ya fue utilizado durante las pasadas Fiestas en Honor a San Bartolomé, celebradas en el mes de agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine