Abreu: "Es un loco y un energúmeno"

El edil expulsado del Gobierno local y el PSOE acusa a la líder socialista, Mónica Martín, de ocultar el wasap

16.09.2017 | 13:11
Abreu: "Es un loco y un energúmeno"

"Hay que decirle a este loco, energúmeno y desquiciado que no es merecedor de estar en el Ayuntamiento de La Laguna". Javier Abreu, el edil expulsado del Gobierno municipal y del PSOE por insubordinación, cargó ayer con dureza contra Zebenzuí González por sus wasaps machistas. Hay que recordar que Zebenzuí era de su cuerda -Abreu lo colocó en las listas electorales de 2015- hasta que en mayo de 2016 se pasó al bando de Mónica Martín con la expulsión de Abreu y la recomposición del Gobierno.

Abreu no solo cargó contra González, al que exigió que entregase el acta y dimitiera, decisión que abriría la puerta a la moción de censura que él tanto ha reclamado en los últimos meses. También señaló a quien lo sustituyó como líder de los socialistas laguneros, Mónica Martín, así como a la también concejal socialista María José Castañeda. "Él es el culpable pero también Mónica Martín y María José Castañeda por intentar ocultar el wasap". "Hacía semanas que Mónica tenía el wasap y lo puedo demostrar. Tengo grabaciones y me lo han contado personas de su entorno", dijo Abreu, insinuando que alguien había grabado a la primera teniente de alcalde y que esas grabaciones le habían llegado a él.

Mónica Martín ha desmentido tajantemente que tuviera esos wasaps, que alguien de su entorno lo filtrara a los medios y que se reuniera con Castañeda y Zebenzuí para ocultarlos. Es más, ha precisado que ella nunca estuvo en el chat vecinal de la comarca nordeste en el que González colgó los wasaps por error. El propio Zebenzuí y el resto de miembros oficialistas del PSOE lagunero consideran que fue precisamente del entorno de los rebeldes de Abreu de donde partió la filtración a los medios de unos mensajes escritos hace más de un mes. Abreu habría buscado vengarse de González, abrir la puerta a la moción de censura -que volvió a pedir ayer-, desestabilizar a un PSOE que lo va a echar de forma definitiva -la decisión está tomada- en las vísperas de su Congreso Regional y quemar un último cartucho para evitar su expulsión inminente.

Abreu negó cualquier relación con la filtración de unos wasaps que eran privados. "Si lo hubiera tenido, lo habría comunicado y llevado a la Fiscalía". Y terminó cargando contra la decisión de suspender el pleno: "Coalición está intentando enredar la situación y ganar tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine