El alcalde propone al pleno declarar a Pedro Molina hijo predilecto del municipio

Díaz lo define como ciudadano ejemplar y destaca su compromiso con el campo canario

19.06.2017 | 22:23
El alcalde propone al pleno declarar a Pedro Molina hijo predilecto del municipio

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, propone al pleno del Ayuntamiento de La Laguna iniciar un expediente de honores y distinciones para declarar a Pedro Molina Ramos hijo predilecto de San Cristóbal de La Laguna. Durante la próxima sesión plenaria los grupos municipales debatirán esta iniciativa.

Con esta moción, el alcalde quiere "reconocer el compromiso social de Pedro Molina, su reivindicación y defensa del campo canario y de la actividad agrícola y ganadera desde el rigor y la independencia". José Alberto Díaz destaca la figura de Pedro Molina como "inquebrantable defensor de los intereses agropecuarios de nuestra tierra, excediendo de los límites locales e insulares", cuyo "nombre es conocido y respetado por agricultores y ganaderos de todo el Archipiélago", apunta. Según se argumenta, "a lo largo de medio siglo, Molina Ramos ha entregado su vida al mundo ganadero y agrícola de Tenerife".

"Compromiso social, espíritu democrático, defensa del campo canario y sus productos y tradiciones se fusionan en Pedro Molina hasta convertirlo en un ciudadano ejemplar", señala el texto, que comienza destacando que empezó a trabajar a los 9 años de edad, tanto dentro como fuera de su domicilio, ocupándose siempre de los animales de su casa y la agricultura.

Destaca la moción que "entendió muy pronto la necesidad del asociacionismo, de sumar fuerzas e impulsos, de intercambiar experiencias y de buscar consensos y acuerdos en beneficio de todo el sector primario pero, sobre todo, de la ganadería".

A él se debe la organización de la Feria de Ganado de San Benito, que impulsó a través del Club Juvenil San Lázaro. En 1979 Molina se empeñó exitosamente en celebrar el I Concurso de Arrastre de Ganado, una convocatoria que se había interrumpido en 1955. Seis años después impulsó la creación del Concurso Insular de Arrastre y consiguió extender esta actividad a doce municipios más de Tenerife.

Volcado en el movimiento vecinal que nace y se fortalece con el fin de la dictadura y el comienzo de la democracia, Molina presidió la Asociación de Vecinos Tenesoya, de San Lázaro, y en 1979 se presentó, en las primeras elecciones municipales democráticas, en la candidatura de Unión del Pueblo Canario, siendo concejal entre 1981 y 1983.

Molina también se ha volcado en la empresa cooperativista como fórmula para superar la fragmentación de unas explotaciones agropecuarias con una dimensión generalmente familiar. Desde 1993 es presidente de la Cooperativa del Campo La Candelaria, que congrega actualmente a más de 2.600 productores, y en 1997 impulsó la creación de la fábrica de quesos de Benijo.

En 1989 constituyó la Asociación de Criadores de la Vaca Canaria e impulsó un estudio genealógico sobre la misma. Fue en 1991 cuando, desde la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), que fundó y preside desde 1992, y la Asociación de Defensa Sanitaria de la Ganadería, Molina y un equipo de profesionales crearon una estructura de criadores de vacas en La Palma y otra similar en Gran Canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine