Tradiciones

El camino de colores que guía al Corpus lagunero

Un total de 65 alfombras elaboradas con 30.000 kilos de marmolina, brezo y diversos materiales adornan las calles del centro histórico

20.06.2017 | 11:52
Corpus Christi en La Laguna, junio 2017
Un esfuerzo de todos.

El casco histórico de La Laguna acogió ayer su tradicional Corpus Christi. Este festejo religioso tiene una de sus máximas expresiones en la confección de las tradicionales alfombras de flores, arena, marmolina y distintos materiales que se distribuyen a lo largo de las calles por las que luego, después de la misa que se celebró a las 17:00 horas, pasa la solemne procesión que parte habitualmente desde la Catedral.

La elaboración de estas alfombras comienza desde la madrugada. Concretamente, desde las 2:00 horas de la mañana. Diversos colectivos empezaron a esa hora a dibujar los motivos y a colocar la base de sus diseños. En total, y según los datos facilitados por el Ayuntamiento de La Laguna, 65 alfombras se elaboraron entre las calles Carrera, Viana y San Agustín. Luego, los operarios municipales colocaron el relleno vegetal a base de brezo que convierte a la ciudad en una gran alfombra colorida para hacer los honores -a su paso- al Corpus.

El Ayuntamiento de La Laguna colabora cada año en la celebración de las tradicionales alfombras. En esta edición, ha repartido 30.000 kilos de materiales para la elaboración de las alfombras, principalmente la marmolina coloreada. Con todo, la concejal de Fiestas, Atteneri Falero, recordó que este material también es repartido por otras localidades laguneras que tienen su propio Corpus. "Hay muchos ejemplos, desde Bajamar, Tejina o Valle Guerra o zonas como Taco y La Cuesta", indicó.

También se repartieron camiones de brezo tostado y negro, cuerdas para elaborar los dibujos, papel para cubrir el suelo y tizas, entre otros materiales. En su empeño por impulsar la tradición, el Consistorio envió este año cartas a los colegios e institutos para animar a las comunidades educativas a acudir a la cita. Lo mismo se hizo con la Junta de Hermandades y Cofradías (JHC), con la que se mantuvo una reunión con el mismo objetivo.

Mientras, el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, también acudió a la tradicional cita con las alfombras. Lo hizo cerca del mediodía y para hacer un recorrido por el casco. "Este año se ha sumado la Universidad de La Laguna (ULL) a través de su Agrupación Folclórica Universitaria (AFU), que han incorporado a la realización de la alfombra la vestimenta y los utensilios tradicionales", explicó el edil nacionalista.

Las estimaciones oficiales hablaban ayer de que unas 6.000 personas, aproximadamente, visitarían el casco histórico para ver de cerca las alfombras. Los colegios fueron los más innovadores en cuanto al uso de materiales distintos a las arenas, flores y las habituales marmolinas coloreadas. Destacó, por ejemplo, la alfombra realizada por los alumnos del Instituto Cabrera Pinto, que colocaron originales zapatos de colores en su diseño con el lema "en tu paso por la vida, no caminas solo".

Muchas de las instituciones más señeras del municipio participan puntualmente en la cita. Uno de los casos más significativos es el del Orfeón La Paz. Este año dedicó su alfombra a la próxima celebración de su centenario y empleó para su confección palillos de dientes. Es una buena muestra del mimo con el que se realizan las alfombras: con esos palillos -pegados uno a uno- elaboraron motivos florales que distribuyeron por los márgenes de su diseño, elaborado además en tonos tierra.

Mientras, hay una parte en la confección de las alfombras que está especialmente pensada para implicar a los más pequeños de la casa. Los colegios y los organismos vinculados a la infancia hacen sus alfombras para enseñar a las nuevas generaciones y promocionar la conservación de un patrimonio histórico intangible de gran valor para la sociedad. El Colegio La Salle no falta nunca a la cita con el Corpus. Este año no podía ser menos ya que celebran su primer centenario. Su director, Antolín González Cabrera, acompañó a un nutrido grupo de alumnos en la realización de las alfombras. En total, elaboraron tres: la del colegio propiamente dicho, la de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) y la de la cofradía vinculada al colegio.

Cabrera recordó cómo los materiales han ido evolucionando con el paso del tiempo. "Antes se empleaban materiales vegetales , papel y hasta cáscaras de huevo teñidas de distintos colores. Nosotros en esta ocasión empleamos básicamente marmolina y la cuerda que se usa para darle forma al diseño", indicó. Las tres alfombras de La Salle hacían referencia ayer al centenario del colegio.

También en la calle Carrera, pero un poco más arriba, estaban los chicos del Grupo Scout Aguere 70. Héctor González, uno de sus monitores, explicó que este año escogieron varias imágenes icónicas de la historia como El Hombre de Vitrubio "pero versionadas con temática scout".

Niños y jóvenes de entre 8 y 21 años, las edades límite de los scouts, participaron en la actividad. "Es la mejor manera de perpetuar la tradición. Los mayores hacen las tareas más delicadas y los más pequeños ayudan en los rellenos", indicó González.

Con todo, una de las escenas que más expectación suscitó ayer entre los vecinos y los numerosos turistas que se acercaron a la ciudad de los Adelantados para contemplar las alfombras fue el diseño de la AFU. Cristo Velázquez, uno de sus portavoces, explicó que la idea surgió este año para mostrar cómo se hacían estos motivos decorativos antiguamente. Pertrechados con las vestimentas tradicionales, no solo emplearon elementos completamente naturales como flores de azafrán sino que se hicieron con útiles de barro, cestos y conchas de lapas para su elaboración a la antigua usanza. "Usamos marmolina, eso sí, pero coloreada con los tonos naturales para mostrar cómo eran antes las alfombras".

Lo que sí empieza a escasear es el empleo de flores pese a que sus colores llaman la atención de los viandantes. Muchas veces, tal y como explicaron algunos vecinos, las flores son regalos de invernaderos del municipio que "nos dan las que ya no pueden poner a la venta porque están muy abiertas. Luego, aquí ya en la calle, hay que hacer una labor de selección de las mejores para colocarlas y es una tarea muy delicada y que requiere tiempo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine