29 de noviembre de 2016
Aniversario de una institución

Un instituto para la educación... y la cultura

El IES Cabrera Pinto celebra 170 años de historia. En este tiempo ha pasado de ser convento a universidad y centro de enseñanza media

29.11.2016 | 08:25
Un instituto para la educación... y la cultura
Un instituto para la educación... y la cultura

Los alumnos del IES Cabrera Pinto cuentan con el privilegio de poder pasear cada día por un particular museo que, aunque cuenta con décadas de historia, es un tanto desconocido para quienes no han pasado por sus aulas. Este curso, el centro educativo está de celebración porque se cumplen 170 años de su fundación. En este tiempo, el inmueble ha sido la sede de diferentes instituciones, pero siempre ha estado muy ligado a la enseñanza y, sobre todo, a la cultura.

Los orígenes del Cabrera Pinto están unidos a la orden de los Agustinos. Fue el Adelantado Alonso Fernández de Lugo quien favoreció la creación del inmueble con la donación del terreno, en el siglo XVI, a unos frailes agustinos, donde se construyó la antigua iglesia -destruida en 1964 tras un incendio y que pretende recuperar el Ayuntamiento a partir del próximo año para abrir al público en 2018- y el convento -donde hoy se encuentra el centro educativo-.

Durante el siglo XVIII se fundó en dicho inmueble la universidad Agustina, la primera de Canarias, aunque apenas estuvo abierta unos pocos años. Posteriormente, el edificio albergó la Universidad Literaria de San Fernando, en la que durante unos años compartió espacio con los monjes. Dicha Universidad fue suprimida en 1845, para convertirse, un año después, en el Instituto de Segunda Enseñanza de Canarias. A finales del siglo XX, el centro cambió a su nombre actual: IES Cabrera Pinto, en homenaje a quien fue director del centro desde 1901 hasta 1925, Adolfo Cabrera Pinto.

Hasta el año 1910

El actual director, Juan Rodríguez Barroso, recuerda que hasta 1910, este centro fue el único instituto del Archipiélago, ya que fue en esa época cuando se creó el segundo en la isla de Gran Canaria y, posteriormente, otro en La Palma. Pero si por algo destaca el IES Cabrera Pinto es, además de por su privilegiada situación, en el corazón del casco histórico de La Laguna, por los tesoros que, aún hoy, se encuentran expuestos entre sus paredes y que, en muchas ocasiones, forman parte de los recursos didácticos de los propios alumnos.

Así, el director destaca los tres museos que existen en el centro: el de ciencias naturales, el de instrumentos científicos y el de arqueología que, aunque es más pequeño, cuenta hasta con una momia que, según Juan Rodríguez, las instituciones públicas han tenido interés por trasladar al Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz.

El museo de ciencias naturales se ubica en la sala Agustín Cabrera y en él se encuentra una importante colección de mamíferos, aves y reptiles disecados que, aún hoy, son utilizados por los profesores del centro para impartir sus clases. Además de un muestra de minerales y rocas. Muchos de estos fondos fueron adquiridos por compras, pero también hay una parte importante que se consiguió tras el intercambio con diferentes lugares del mundo.

Por su parte, la colección de instrumentos está en la sala Blas Cabrera y Felipe. El origen de esta colección está ligado a los antiguos gabinetes de Física, al laboratorio de Química y a la sala de máquinas instalados en la Universidad de San Fernando. Así, en esta sala se pueden encontrar más de 1.000 elementos relacionados con la medición de meteorología, la óptica, la electricidad y el sonido, entre otros.

Restauración de los 70

Juan Rodríguez recuerda que con la restauración del inmueble en los años 70 se intentó que las aulas pasarán a otro espacio distinto de donde se encuentran los museos, pero la propia sociedad lagunera se negó a ese cambio porque "el Cabrera no se entiende por separado".

Uno de los bienes más preciados del centro es la pinacoteca, que se divide entre el salón de actos y la sala Mariano de Cossío, en la que se encuentran importantes obras donadas por autores canarios.

Hasta el despacho del director cuenta con una solemnidad imposible de encontrar en otro instituto hoy en día. Y es que en el despacho, los modernos ordenadores conviven con mobiliario del siglo pasado. Además, hay un retrato del Alfonso XIII, quien tuvo una gran importancia en que el centro adquiriese muchos de sus bienes. Así, explica Rodríguez, Cabrera Pinto -durante su época de director del IES Canarias- conoció al rey Alfonso XIII en una visita al centro y consiguió que este enviase material didáctico e importantes cuadros del Museo del Prado, pertenecientes a la colección El Prado Disperso.

Entre estos cuadros se encuentra el de Las uveras, creación de Eduardo Chicharro en 1898, que el Museo Reina Sofía intentó recuperar el año pasado. Este no es el único cuadro con el que ha habido conflictos en centro, ya que las paredes del Cabrera Pinto también albergaron Las aceituneras, de Julio Romero de Torres, una obra que solicitó el museo nacional para una exposición temporal pero que aún no ha regresado a La Laguna. "Con Alfonso XIII se produce una descentralización del arte y ahora parece que se quiere volver a centralizar en Madrid", lamenta el director.

La labor del profesorado

Rodríguez destaca la labor que ha realizado tanto el profesorado actual, como los que han pasado por el centro en toda su historia porque "lo que se puede ver aquí es gracias al trabajo y la implicación de los trabajadores por buscar estos recursos", matiza. En este sentido, Rodríguez asegura que "la Consejería de Educación no comprende la importancia que tiene este centro, se piensa que es un centro ordinario, pero no es así".

Además, el centro educativo cuenta con un importante archivo histórico que cuenta con expedientes desde 1846. Hay que tener en cuenta que al ser la primera universidad e instituto del Archipiélago durante años, muchas importantes personalidades de las Islas han pasado por estas aulas laguneras, como por ejemplo, Benito Pérez Galdós, María Rosa Alonso, Blas Cabrera Felipe, Adolfo Cabrera Pinto, Agustín Cabrera Díaz u Óscar Domínguez. Por suerte, estos tesoros desconocidos para muchos pueden ser visitados por turistas y residentes, gracias a antiguos profesores que se encargan de mostrar y contar un poco sobre la historia del centro. Los museos del centro abren los sábados y domingos en horario de mañana y las salas de exposiciones, que dependen del área de Cultura, de martes a domingo. El director reconoce que le gustaría que pudiesen estar abiertos durante más tiempo, aunque para ello necesitarían más recursos.

Así, el Cabrera Pinto se ha convertido en un importante punto turístico en el recorrido de los visitantes que llegan a la Ciudad de los Adelantados. De hecho, el director informa de que el año pasado se contabilizaron 80.000 visitas al inmueble.

En la actualidad, el IES Cabrera Pinto cuenta con unos 1.000 alumnos inscritos en el turno de mañana y 120, en el de tarde. Así, a pesar de la importancia que tiene tanto cultural como patrimonial, el director reconoce que "los jóvenes de este instituto tienen los mismos problemas que los de otros centros". Entre los proyectos futuros, el director espera poder recuperar los vaciados de escayola que están deteriorados; así como los más de 70 mapas antiguos o la colección de grabados de Cabrera Pinto. "El objetivo es no dejar perder los recursos didácticos que forman parte de la historia del centro", resalta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine