27 de noviembre de 2016

La lluvia empaña la Noche en Blanco

El Ayuntamiento suspende el programa matutino y celebra por la tarde solo los actos bajo techo. El alcalde admite que la asistencia de público es inferior a otros años y valora la actividad en los comercios

27.11.2016 | 12:27
La lluvia empaña la Noche en Blanco
Los paraguas llenaron las calles de La Laguna y las actividades en carpas o en recintos cerrados centraron la atención.

Una Noche en Blanco a medias. La Laguna no pudo disfrutar de su noche más esperada por culpa de la lluvia, unas precipitaciones que obligaron a suspender todas las actividades previstas por la mañana y que empañaron el programa de la tarde. Ni el mismo volumen de gente paseando, ni el sonido inconfundible de una noche de fiesta. La ciudad de Los Adelantados se tuvo que conformar con un sábado algo más concurrido de lo habitual.

A pesar del palo, tanto los responsables del Ayuntamiento de La Laguna como los comerciantes mantuvieron un talante agridulce. El alcalde la ciudad, José Alberto Díaz, admitió a media tarde de ayer que las previsiones de visitantes estaban "lejos de las cifras de ediciones anteriores" pero entendió que existía un aspecto positivo: "las tiendas y los comercios de restauración sí que están llenos".

De hecho, un simple paseo por el caso de la ciudad bastaba para darse cuenta de que la tónica general era esa: los noveleros que se atrevieron a desafiar la lluvia se encaminaban a realizar alguna compra o aprovechaban para tomarse una tapa o una copa. En total, según el Ayuntamiento, entre 45.000 y 50.000 personas.

Pero en la calle la situación era otra. Tal y como apuntó la concejal de Comercio, María José Castañeda, "estaban llenas" pero se trataba de un hormigueo constante de paraguas cuyos propietarios buscaron con escaso éxito alguna actividad. La dinamización del centro es el objetivo de esta actividad desde que se iniciara y al menos contó con el optimismo de muchas familias que destinaron la tarde a intentarlo.

Precisamente, el mayor intento fue el del Consistorio. Tanto Díaz como Castañeda aseguraron que en ningún momento se planteó la suspensión total del programa pero comentaron que la opción fue "mantener lo que se pudiera teniendo en cuenta siempre las condiciones de seguridad".

De esta manera, el resultado final fue que las actividades previstas en la calle se mantuvieron suspendidas, como las actuaciones en los escenarios repartidos por varios emplazamientos, mientras que las previstas en entornos cerrados, se mantuvieron.

"Las previsiones meteorológicas apuntaban a que a partir de la tarde dejaría de llover pero al final la lluvia nos jugó esta pasada", lamentó el alcalde lagunero, quien confió en que a lo largo de la noche y la madrugada las nubes dieran un respiro y la ciudad se mantuviera animada. El tráfico al menos apuntaba a que así sería porque en torno a las 19:30 los accesos al centro de la ciudad ya empezaban a lucir con cierto atasco de vehículos.

Visión similar plantearon los comerciantes cuyos representantes resumieron que "hay mucha gente en La Laguna y sobre todo muchas familias que lo están pasando bien". "No es el acabose", señalaron los responsables de los comercios quienes aludieron que la Noche en Blanco se concibe como el pistoletazo de salida de la campaña de Navidad.

También lo entendió así María José Castañeda quien, tras admitir que había sido un "día difícil", consideró que "aunque la campaña no haya empezado tan bien como se esperaba, que al menos tenga un feliz final". Además, la concejal rechazó la idea de intentar trasladar el programa de las actividades suspendidas para otro día e insistió en que las decisiones se fueron tomando a medida que iba modificándose la meteorología.

En cualquier caso, a pesar del aspecto desolador de las calles en comparación con las ediciones anteriores, lo cierto es que La Laguna mantuvo el tipo. Los más pequeños no pudieron disfrutar de los juegos y todos los desfiles previstos, pero al menos tanto ellos como sus familias descubrieron el encanto de una noche navideña en la ciudad. Ya de madrugada le tocó el turno a los más jóvenes, para los que cualquier excusa es buena para disfrutar del casco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine