17 de noviembre de 2016

El Cabildo incluye peticiones vecinales en la mejora de una vía de Valle Tabares

Se trata de una travesía por la que circulan unos 6.000 vehículos al día, al estar cerca de un colegio y ser punto de conexión de varios barrios

17.11.2016 | 04:05

La obra de acondicionamiento de la travesía de Valle Tabares, la TF-111, está más cerca de ser una realidad, cumpliendo así con la apuesta del alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, de satisfacer una demanda de los vecinos que reclaman para su zona el poder contar con un acerado en toda la vía, la cual es de titularidad insular.

Recientemente, la directora insular de Carreteras y Paisaje del Cabildo de Tenerife, Ofelia Manjón, y el concejal lagunero, Sergio Eiroa, mantuvieron un encuentro con técnicos de Urbanismo y de Vías y Obras del municipio, en el que también estuvo presente el director técnico del proyecto, donde se ha avanzado en la iniciativa de negociar con todas las partes la viabilidad de las obras.

El siguiente paso será consensuar con los casi 60 vecinos las demandas que han presentado ante el Ayuntamiento, para luego licitar la obra y su posterior adjudicación y ejecución, siempre de acuerdo al modelo de proyecto acordado con los vecinos.

Se trata de una vía de carácter urbano en el que convergen gran cantidad de vehículos -aproximadamente unos 6.000 vehículos diarios- ya que en la zona confluye un centro escolar y es punto de conexión con varios barrios laguneros. Además, carece de zonas peatonales para el tránsito diario de los vecinos del lugar, los escolares y sus familiares.

Según explica la directora insular de Carreteras y Paisaje, "el Cabildo ha redactado el proyecto que ha sido consensuado con el Ayuntamiento y los vecinos, con quienes nos hemos reunido periódicamente". "Se trata de un proyecto incluido en el MEDI (Marco Estratégico de Desarrollo Insular) con un presupuesto de 1.297.721 euros que será cofinanciado por ambas instituciones. De momento, el Cabildo contempla para el 2017 un presupuesto de 500.000 euros y la obra tiene un plazo de ejecución de 12 meses", apunta Ofelia Manjón.

El alcalde se reunió en junio con los vecinos y se comprometió a iniciar el diálogo con el Cabildo para consensuar la realización de la obra. Tras ello, se elaboró un proyecto técnico inicial y se realizó un documento explicativo que se hizo llegar a los vecino. Luego, personal de las administraciones municipal e insular visitaron a los afectados y recogieron sus aportaciones y sus dudas, la mayoría relativas al mobiliario urbano, luminarias, acometidas de alcantarillado, rebajes para vados y dotación de jardineras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine