La Verdellada pide a la ULL que estudie los lagartos gigantes del Camino Real

Los vecinos creen que podría tratarse de una especie que se dio por extinguida. De ser así, esperan que se haga un plan para protegerlos

10.10.2016 | 10:02
La Verdellada pide a la ULL que estudie los lagartos gigantes del Camino Real

La asociación de vecinos El Verdeño solicitará de manera formal a la Universidad de La Laguna (ULL) que realice un estudio sobre los lagartos que han aparecido en el Camino Real de La Verdellada después de que los operarios de Teidagua realizasen diferentes obras de rehabilitación en la zona.

Según explicó el presidente de la asociación, Moisés Afonso, hace unas semanas los vecinos avisaron a la entidad de que algunas personas habían acudido a la zona para observar estos animales, aunque desconocen si pertenecen a alguna organización. Los vecinos de La Verdellada llevan toda la vida conviviendo con los lagartos del Camino Real, pero nadie se había parado a observarlos y medirlos para comparar sus tamaños o razas.

El diario digital El Verdeño explica que tras las últimas obras de rehabilitación del muro, los vecinos han observado como semanalmente acuden al lugar varias personas que toman notas, fotografías y marcan en las piedras las dimensiones de los lagartos que identifican.

Estas mismas personas confirmaron a los residentes que están haciendo un estudio sobre la colonia de reptiles existente en la zona, porque el pasado verano localizaron dos ejemplares que superaban los 28 centímetros de largo, lo que podría ser "una especie de lagarto gigante que se creía extinguida en la Isla". Por este motivo, en caso de que se lleve a cabo el estudio y realmente se encuentren lagartos gigantes, la asociación solicitará que se impulse algún plan para protegerlos.

La presencia de grandes reptiles en este camino y en el entorno del barranco verdeño es tan antigua y habitual que los vecinos no le han prestado mayor atención. Así, los más mayores de la zona afirman que hace unos años la presencia de grandes lagartos como tizones o lizas en la zona llegó a ser tal que, en alguna ocasión, la vieron como una plaga, ya que se comían todo lo que se plantaba o los frutos de verano, como los higos o uvas. La urbanización de la zona y el retroceso de zonas agrícolas en La Verdellada ha dado lugar a la paulatina desaparición de los reptiles que, actualmente y casi como santuario, se concentran en torno al barranco y el Camino Real. En caso de que realmente exista una colonia que se creía extinguida, los vecinos consideran que alguna institución pública debería delimitar la zona de habitad y protegerla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine