04 de septiembre de 2016
04.09.2016

La Verdellada reclama que se soterre la tubería de agua potable del Camino Real

El canal ha quedado desprotegido y el sumistro llega caliente a los hogares de la zona

03.09.2016 | 21:47
El Camino Real.

Los vecinos del viejo Camino Real de La Verdellada, están muy contentos y satisfechos con las recientes obras de rehabilitación del antiguo muro de piedras del camino, que tras los últimos temporales sufrió varios desprendimientos que incentivaron la apertura de un expediente urbanístico que obligó a su propietario, el Seminario Diocesano, ha rehabilitarlo por completo, según informa el diario digital El Verdeño.

Las citadas obras finalizaron a finales de julio con la limpieza de arbustos y escombros en el camino, con lo que la vieja tubería metálica de abastecimiento de agua potable ha quedado totalmente descubierta. Esta situación, sumada al intenso calor que se ha vivido este mes de agosto, y a que se trata de una tubería metálica colocada en 1960 por los propios vecinos del barrio, ha multiplicado el efecto termo de la canalización, impidiendo que los vecinos dispongan estos días de agua fría para su consumo. "Se trata de una tubería metálica que absorbe todo el calor del sol, más estando totalmente descubierta y además indecorosamente tirada en el suelo" afirma uno de los vecinos afectados.

Por este motivo, varios vecinos se reunieron el pasado viernes con el presidente de la Asociación de Vecinos Los Verdeños, Moisés Afonso, para analizar la situación y buscar una solución. En este sentido, Moisés Afonso se comprometió a gestionar el problema, por lo que Los Verdeños solicitarán formalmente al Ayuntamiento de La Laguna, a través de la concejala de Aguas, Mónica Martín, que Teidagua soterre la citada tubería del agua potable en paralelo a las casas en este tramo del camino real.

Se trata de una actuación que los vecinos consideran lógica, ya no sólo para evitar este molesto problema en momentos de mucho calor, sino también para proteger la propia tubería de posibles roturas, y mejorar así la imagen del lugar. En total se tendrán que soterrar alrededor de 300 metros de tubería, que dan agua de abasto a un total de nueve familias del barrio de La Verdellada, en el tramo del camino real que va desde la puerta de acceso al Seminario Diocesano y el puente de la Casa del Barco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine