30 de agosto de 2016
30.08.2016
Fiestas

Con la imaginación por montera

Tejina acoge una multitudinaria verbena de La Pamela marcada por el importante despliegue de seguridad y la instalación de tres escenarios que hicieron bailar a cerca de 10.000 personas

30.08.2016 | 04:10
Con la imaginación por montera
Con la imaginación por montera

La verbena de La Pamela es una fiesta distinta. Lo es, aunque le salgan hermanas pequeñas en otras islas, como Lanzarote, donde recientemente de celebró una fiesta parecida en el pueblo de Órzola. En La Pamela, como la conocen los tejineros, la imaginación es la clave. Una mosca gigante se puede encontrar casualmente con un matamoscas y trabar amistad y el amor puede surgir entre unas flores y unos simpáticos abejorros.

Las familias y los grupos de amigos quedan unos días antes para confeccionar estas simpáticas fantasías e ir conjuntados. Corcho, telas, flores de plástico y hasta utensilios de cocina adornan los tocados tejineros. Y la fiesta crece, cada vez acude más gente. El plan de seguridad de este año, de hecho, se diseñó para prever la llegada de unas 10.000 personas hasta la localidad lagunera.

Ayer, desde las 15:00 horas, el centro de Tejina había sido tomado por vecinos y visitantes. Una pamela decorada da para mucha fantasía pero lo que nunca faltan son las referencias a los emblemáticos corazones, esas ofrendas artesanales que ayer fueron descolgadas en medio de la emoción de todo el pueblo.

Las pamelas se adaptan a las modas, como no podía ser de otra manera. Por ese motivo, ayer se vieron en Tejina decenas de pokémon y referencias al juego. Entre ellos estaban un grupo de chicos y chicas con sus pokeparadas en la cabeza. "Estamos buscando pokémon", bromearon desde el lugar que escogieron para disfrutar de la orquesta más cercana, ubicada en el escenario de la plaza de la iglesia.

Las familias tampoco se perdieron la oportunidad y acudieron con todos sus miembros. Un ejemplo es Mari Hernández, que fue rodeada de sus hijos y otros miembros de la familia. "Todos los años diseñamos una pamela distinta y venimos todos iguales", explicó. Si el año pasado optaron por las mariposas, este 2016 tocaron los adornos en forma de búho. "Hemos escogido los búhos a ver si nos traen suerte para todo el año", explicó esta tejinera de la zona de El Ramal. Hasta el más pequeño de la casa, un bebé que aprovechaba para descansar en su carrito, tenía su propio tocado. "A veces compramos sombreros nuevos y otras reciclamos los de los años anteriores. Este, por ejemplo, hemos hecho los adornos con goma EVA", detallaron.

Varios escenarios hicieron las delicias de los visitantes, la mayoría jóvenes. Como novedad, este año la comisión de fiestas optó por prescindir de los bailes nocturnos. La música, por lo tanto, sonó hasta las 23:00 horas con un horario ampliado desde las 15:00 horas. Además, se instalaron tres escenarios: en la plaza de la Iglesia, en la plaza de El Ramal y en la calle de Arriba. El objetivo era evitar las habituales peleas a altas horas de la noche y separar el importante acto de descuelgue de los corazones de esta multitudinaria fiesta.

La seguridad fue la clave ayer en Tejina. Un numeroso despliegue policial custodió la zona acotada para la fiesta, incluida de la Unidad Canina de la Policía Local de La Laguna. Asimismo, se instaló un hospital de campaña para atender posibles incidencias en la calle Felipe del Castillo.

Los agentes se preocuparon especialmente en evitar, en la medida de lo posible, la venta de alcohol a los menores de edad. La Unidad de Paisano del cuerpo municipal se desplegó por la zona para sancionar este tipo de hechos.

Los agentes también organizaron varios controles de alcoholemia en las salidas de la localidad. Hay que destacar, asimismo, que muchos de los participantes en La Pamela escogieron el transporte público para trasladarse hasta Tejina aprovechando, para ello, el dispositivo especial de Titsa. La compañía pública de transportes amplió los servicios y horarios habituales de las líneas 050 y 105. Con todo, los vecinos de localidades cercanas, como Valle de Guerra y Tegueste, optaron por ir al pie ante la dificultad para encontrar un aparcamiento en la zona.

Los grupos de amigos no dudaron en unirse para bailar y compartir las fiestas en honor de San Bartolomé. Manuel Falcón y Vicky Pimienta formaban parte de uno con más de 20 componentes. Algunos, que se estrenaban en La Pamela, confesaron estar realmente sorprendidos con la originalidad de los diseños. Por ejemplo, la pareja formada por Jonás Martín y Teresa González decidieron adornar sus tocados con flores y abejas. Toni González, por su parte, fue cargado con una cesta de navidad llena de flores y Valentín López, vecino de Tejina, escogió el diseño de su corazón: el de la calle de Arriba.

No obstante, unos de los más llamativos fue la pareja de amigos formada por José Méndez y Manuel Antonio Muñoz, que ya se han convertido en un clásico de las fiestas tejineras gracias a los diseños que elabora este último. En sus gorros no faltó de nada, desde una muñeca que simbolizaba a la reina de las fiestas hasta fotos de los dos amigos en La Pamela del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine