La calle de Arriba: las piñas

27.08.2016 | 04:10

El corazón de la calle de Arriba usa piñas aunque en su día empleó las peras. No fue hasta 1991 cuando cambiaron de fruta y se decantaron por la piña. De ese elemento deriva precisamente el color que los identifica: el naranja. El corazón que confeccionan puede llegar a pesar una tonelada y, como el resto de corazones, es cargado a hombros hasta la plaza para ser empleado como ofrenda a San Bartolomé. Por el momento son los únicos que cuentan con sede propia. El lema de su camiseta de este año es "siempre dando clases" y muestra a una piña ejerciendo como profesora ante un grupo de peras y limones (los símbolos de los otros dos corazones).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine