El triunfo del bien sobre el mal

La Verdellada celebra hoy, a las 22:30 horas, su tradicional librea de 'La bajada del diablo'

06.08.2016 | 03:56
Una edición anterior de ´La bajada del diablo´ de La Verdellada.

Las calles de La Verdellada se llenarán hoy, a partir de las 22:30 horas, para vivir uno de los actos más importantes de las fiestas en honor a Nuestra Señora de Lourdes: su tradicional y pintoresca librea de La bajada del diablo, un acto cultural donde se escenifica el triunfo del bien sobre el mal, a semejanza a la representación del propio escudo de la ciudad de La Laguna entre San Miguel y el Demonio. La bajada del diablo se recuperó en La Verdellada hace 15 años y se ha convertido en un acto estrella dentro de la víspera de la principal fiesta religiosa de La Verdellada: la procesión, que se celebrará mañana.

Son muchos los pueblos de Canarias que viven sus particulares libreas, en las que se suele representar el triunfo del bien sobre el mal, en una mezcla de paganismo y religiosidad muy común en la mayoría de las tradiciones populares de la cultura cristiana. El Palmar, Tijarafe, Güímar o La Verdellada celebran en su calendario festivo una representación de librea dónde el diablo es el principal protagonista. En estos casos, se trata de libreas paganas que contrastan con las otras más teatrales o cultas, como las de Valle de Guerra o Tegueste, donde el principal protagonismo lo obtiene la Virgen en escenas históricas de la batalla de Lepanto.

En el caso de La Verdellada, La bajada del diablo se recuperó con la colaboración de la Agrupación Folclórica Universitaria. Con los años esta representación se ha hecho cada vez más famosa y congrega en cada edición a más asistentes. Es una mezcla de fuego, color, baile, teatro y religiosidad, ya que se representa la llegada del día grande de las fiestas de la Virgen -la imagen de la Inmaculada Concepción-, representada en La Verdellada con su patrona: Nuestra Señora de Lourdes.

Este acto cuenta con cinco escenas importantes: la primera representa la suela del demonio, que figuradamente se encuentra en la aljibe de la Casa del Barco; en la segunda escena, al inicio de la bajada desde la Casa del Barco hasta la Plaza Mayor, que se realiza por la calle Francisco Afonso Carrillo, se representa la condena del diablo por parte del arcángel San Miguel, que lo encamina a seguir su recorrido danzando calle abajo entre duendes, animales del bosque y fuegos de bengalas, atrayendo a su paso todos los males del barrio.

Durante este recorrido, se representa la tercera escena, en la que el diablo enseña con fuego y mucho ruido esa presencia maligna, entre otros elementos con la traca valenciana de más de 100 metros de largo que es prendida a su paso. En la cuarta escena, una vez el diablo llega a las puertas de la Plaza Mayor, se representa su derrota, con la espectacular representación teatral y aérea del cielo, donde se representa el definitivo triunfo del bien sobre el mal. Y, por último, la quinta escena es la prendida del propio diablo con más fuegos de artificio en señal de su derrota, que dotan la velada del misticismo que merece.

En La bajada del diablo participan un gran número personas del barrio, así como la compañía teatral Zancudas Band. El acto es organizado por la Comisión de Fiestas de la Asociación de Vecinos Los Verdeños y, un año más, cuenta con el patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de La Laguna, que dirige la concejal socialista María José Castañeda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine