Si no hay banco, buenas son sillas

Los vecinos de Finca España colocarán sillas una vez en semana en la entrada al barrio para exigir que se instale el banco solicitado hace meses

16.07.2016 | 00:11
Los vecinos de Finca España con su particular forma de exigir un banco nuevo e el barrio.

Los vecinos de Finca España siempre han hecho gala de su unidad y de sus ganas de luchar por mejorar el barrio. Son múltiples las iniciativas que han desarrollado en los últimos años y que incluyen, por ejemplo, la creación de una innovadora patrulla ciudadana que se encarga de ayudar a los vecinos y coordinar la organización de las distintas actividades.

No obstante, y haciendo gala de su sentido del humor, la asociación de vecinos de la zona y un grupo de residentes ha decidido emplear la ironía como la mejor arma de lucha vecinal. Por esto, y porque hace tiempo que llevan solicitando la instalación de un banco en la entrada a Finca España, han decidido sacar varias sillas a la calle para mostrar su cansancio y darle la oportunidad a los viandantes de hacer un merecido alto en el camino.

"Ya hace año y medio que se instaló el primer banco en la acera que está en dirección de salida del barrio", recordaron. Allí, un grupo de vecinos solía sentarse en un muro a charlar y la llegada del nuevo mobiliario urbano fue bien acogida. "Fue un éxito, los vecinos se sientan a descansar cuando entran y salen del barrio", explicaron desde la asociación de vecinos.

Este primer banco se ha hecho insuficiente y los vecinos han solicitado formalmente la instalación de otro al Ayuntamiento, esta vez en la acera que discurre en la dirección de entrada a la zona. "Los vecinos transitan desde la plaza de la iglesia y pasan por la avenida de Las Palmeras hasta llegar a la entrada para sentarse y pasar un rato diferente", explicó el representante vecinal, Jesús Melián. "También cuando bajan del centro de salud, o al venir del tranvía, hacen uso de ese banco para descansar", apostilló.

Como ya han pasado varios meses desde que se cursó la petición para instalar el nuevo banco y no han obtenido respuesta, integrantes de la directiva vecinal han ideado esta curiosa protesta. Colocarán las sillas una vez por semana en el lugar donde desean que se instale el banco "para recordar a la Corporación que se pidió hace meses y para que si algún vecino quiere usarlas las aproveche".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine