Las labores de limpieza y tapiado del Hotel Neptuno concluirán este sábado

Los operarios trabajan en la construcción de los muros exteriores para cerrar los accesos a la parcela, por lo que se impedirá también el paso hacia la playa del Arenal

24.06.2016 | 13:59
Las labores de limpieza y tapiado del Hotel Neptuno concluirán este sábado
Las labores de limpieza y tapiado del Hotel Neptuno concluirán este sábado

Los operarios ultiman estos días los trabajos de limpieza y tapiado del Hotel Neptuno de Bajamar. En concreto, el plazo final para cerrar todos los accesos es mañana, cuando deberían concluir los muros que impidan la entrada a los intrusos por los cuatro accesos que hay en la parcela. En caso de que el trabajo no esté terminado, el Ayuntamiento de La Laguna deberá marcar un nuevo periodo para finalizar las pequeñas labores que falten.

La limpieza y tapiado del Hotel Neptuno la ordenó la Concejalía de Urbanismo el pasado mes, después de que los propietarios se negaran a realizarlo por sí mismos. Por este motivo, el Ayuntamiento procedió a realizar las labores de manera subsidiaria, por lo que, posteriormente, solicitará a los dueños del inmueble los 31.600 euros que cuestan los trabajos.

Al realizar el cierre de los accesos al inmueble, se evitará que pasen también las personas que acuden a bañarse a la playa del Arenal. Sin embargo, desde el Ayuntamiento recuerdan que el acceso a esta zona costera del municipio está prohibido desde julio del 2010 por riesgo de desprendimiento. De esta manera, como la seguridad de la zona depende del Consistorio lagunero, en ese momento se instaló un cartel prohibiendo el acceso y, cada semana, la Policía Local acude a la zona para comprobar que el cartel continúa en dicho lugar, por lo que las personas que ingresan en la zona lo hacen bajo su propia responsabilidad.

Durante estas semanas de trabajo, los operarios se han hecho cargo de la limpieza tanto del edificio principal como de los 27 búngalos independientes. Además, se han tapiado con bloques las puertas, ventanas y el resto de zonas abiertas, ya que, además de evitar que entren intrusos en la parcela, la intención también es proteger el inmueble de las inclemencias meteorológicas para evitar que se continúe deteriorando.

Los únicos que tendrán acceso a la zona una vez hayan acabado los trabajos y estén instalados los portales serán los propietarios del inmueble y de la comunidad de aguas que hay en la zona.

Gracias al cierre de esta propiedad, los vecinos ya pueden estar un poco más tranquilos, puesto que los diferentes incendios que se han sucedido en su interior, los ha llevado a solicitar al Ayuntamiento en varias ocasiones que se hicieran cargo de estos trabajos, ya que la cercanía a las viviendas podría provocar un riesgo mayor.

La orden de ejecución subsidiaria del tapiado fue ordenada por la Concejalía de Urbanismo el pasado mes de febrero. Sin embargo, el Consistorio necesitaba una autorización judicial para poder realizar los trabajos, al tratarse de una propiedad privada. Antes de que llegara la orden, los dueños accedieron a realizar los trabajos pero, finalmente, ante su desidia, el Ayuntamiento actuó al obtener el permiso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine