El futuro de la UE

"Un mundo fragmentado y con barreras"

El matrimonio formado por el galés Brian Morris y por la tinerfeña Carmen Rosa Morris vive una jornada de "extrema tristeza" pero asegura que no le sorprende el resultado de la votación inglesa

25.06.2016 | 02:00
El matrimonio formado por Carmen Rosa y Brian Morris ayer en Santa Cruz de Tenerife.

"Hoy, el poeta canario Pedro García Cabrera estaría muy triste, porque donde él escribió, en la década de los años 30 del siglo pasado, Único y sin fronteras, hay, en la actualidad, un mundo fragmentado y con barreras". El historiador e hispanista galés Brian Morris realizaba ayer esta reflexión durante una jornada que, al igual que su esposa tinerfeña Carmen Rosa, definía como de "extrema tristeza".

Brian Morris tiene 82 años y conoció a la que hoy es su esposa, Carmen Rosa, de 68 años, en la década de los 80 del pasado siglo en Inglaterra. Se casaron en Reino Unido pero en la actualidad viven en Los Ángeles, en Estados Unidos. Aunque él es galés y ella nació y se crió en La Laguna, ambos tienen la doble nacionalidad británica y estadounidense desde el año 1988. Los tres hijos del matrimonio, quienes viven en Los Ángeles, también comparten ambas nacionalidades. Sin embargo, lo primero que pensó en la mañana de ayer la lagunera fue en volver a recuperar su nacionalidad española.

Y, aunque Brian Morris no se plantea cambiar sus nacionalidades, resalta el buen trato que recibe cada vez que viaja a Canarias, una vez al año y asegura que se siente más canario y norteamericano que inglés. "Es un gran regalo poder vivir aquí como si fuera un canario más y que me traten igual que a los que han nacido en las Islas", sentencia el historiador, quien no se cansa de agradecer "todo lo que me ha dado esta tierra canaria", afirma.

Como galés, explica Brian Morris, "tengo una larga experiencia en cómo se sienten las minorías en Inglaterra". Y es que el hispanista, quien el pasado año recibió la Medalla de Oro de Canarias, recuerda que él viajó a el país británico para estudiar en la universidad y "aquello fue una experiencia muy dolorosa porque descubrí los grandes prejuicios de los ingleses". "No me sorprende el resultado del referéndum, pero este hecho implica que el Reino Unido va a salir de algo muy ambicioso, como es la Unión Europea, y es la confirmación de que el país apuesta por la fragmentación del continente", continúa el galés, quien añade que "Inglaterra está mirando únicamente a su propia nariz".

Brian Morris asegura que "los británicos nunca han sido europeos convencidos" y añade que "siempre han actuado de forma condescendiente, recordando su histórico poder colonialista". "En la historia de Gran Bretaña es muy difícil encontrar casos de colaboración. Así que yo creo que los resultados de la votación son también un reflejo de los viejos perjuicios que se tienen de países como Francia y Alemania", reflexiona el historiador extranjero, quien sentencia que "Reino Unido le ha dado una gran bofetada a Europa".

El hispanista aún recuerda que, durante su niñez, muchas veces escuchó aquello de "todo lo raro empieza más allá del Canal de la Mancha, por lo que no me sorprende que esa sensación se mantenga aún hoy en día". Su esposa tampoco lo tuvo fácil cuando, a los 21 años, llegó a Inglaterra. "A pesar de que yo era de Canarias, los ingleses consideraban que era una chica del continente y me relacioné más con franceses y alemanes que con los propios ingleses", recuerda Carmen Rosa, quien viajó a Reino Unido para perfeccionar su inglés y trabajar como profesora de español. "Era una sensación rara porque a mí también me gustaba la actitud inglesa, que era muy marcada y, a los propios ingleses siempre les han gustado países como España", reconoce Carmen Rosa Morris.

Este matrimonio ha seguido muy de cerca la convocatoria del referéndum que tuvo lugar el pasado jueves en Reino Unido. "Todos los días leíamos los periódicos y veíamos los informativos para tratar de descubrir cuál era la opinión predominante, pero nos temíamos que esto podía pasar", asegura la tinerfeña, quien añade que, "en realidad, Reino Unido hace falta en la Unión Europea, por su forma de pensar y de gobernar, por ejemplo", explica Carmen Rosa, quien reconoce, no obstante, que "esto traerá consecuencias para Reino Unido y, muy posiblemente, vivirá una recesión, aunque sea pequeña, como las del siglo XX", aventuró la tinerfeña.

A pesar de que en la actualidad vive a caballo entre Los Ángeles y Tenerife, este matrimonio mantiene muchas amistades inglesas. "Hemos hablado mucho de este tema y, muchos de mis conocidos tienen miedo de lo que sucederá ahora, sobre todo aquellos que han comprado en los últimos tiempo alguna casa en lugares como Tenerife", reconoce Brian Morris. Sin embargo, tiene claro que todos los ingleses que conoce "desean quedarse a vivir en Canarias". Brian Morris y su mujer reconocen que han visitado poco Reino Unido en los últimos años. "Mis raíces se encuentran en otros lugares y ya no me llama la atención viajar a allí", comenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine