El futuro de la UE

Colapso en el consulado

Los ingleses residentes en las Islas muestran su preocupación ante la oficina británica en Canarias por perder el derecho a la Sanidad

25.06.2016 | 02:00

El consulado británico en las Islas registró ayer desde primera hora de la mañana cientos de llamadas procedentes de ingleses que residen en las Islas. La mayoría mostró su preocupación por la situación a la que tendrán que hacer frente ahora que su país ha votado sí a salir de la Unión Europea. Desconcierto, incertidumbre y mucha falta de información que quedó reflejada en una centralita colapsada.

Aunque el brexit está en boca de muchos ingleses desde hace meses, el sí del referéndum ha cogido a muchos por sorpresa en Canarias. La principal preocupación de los que se decantaron por esta vía del consulado para informarse sobre lo que está ocurriendo y lo que implicará en su situación actual estuvo relacionada con la pérdida de los derechos sanitarios de los que ahora pueden disfrutar, tanto los turistas que llegan a la Isla como los que viven en Canarias durante todo el año. De hecho, muchos de los británicos que llegan a Canarias para quedarse, sobre todo los de edad avanzada, tienen como uno de sus principales objetivos utilizar los beneficios que la sanidad pública les ofrece.
También tendrán que estar pendientes de si ocurrirá algo con su documentación, entre la que se encuentra su pasaporte o su certificado de residencia. En la misma línea, pero desde el punto de vista de sus economías familiares, el problema que se les plantea está en el cobro de sus pensiones.

Esa fue otra de las dudas que plantearon en muchas de sus consultas a través del teléfono. Algunos incluso planteaban la posibilidad de tener que regresar a su país si cualquiera de los beneficios de los que disfrutan en la actualidad son suprimidos. La esperanza e ilusión de algunos de los que llamaban, partidarios de no salir de la Unión Europea bajo ningún concepto, es que se repita el referéndum y se demuestre que realmente Reino Unido quiere seguir en Europa. Al final se trata de una decisión personal, como ocurre en cualquier votación.

Por correo

Fuentes del consulado en las Islas, que tiene su sede principal en Las Palmas de Gran Canaria, aseguraron ayer que la contestación a la mayor parte de las llamadas no obtuvo respuesta, sobre todo dado el desconcierto inicial al que se enfrentan tanto los mismos trabajadores como los residentes británicos en el Archipiélago. De hecho, muchas de las consultas eran remitidas a la página web, a través de correo electrónico. Algunos residentes se despertaron hoy con la noticia, con desconcierto sobre qué ocurrirá.

En el caso de la provincia tinerfeña el consulado británico tiene una oficina en pleno centro del municipio de Santa Cruz de Tenerife, en la Plaza Weyler, aunque la sede oficial de este organismo está en Gran Canaria. Las llamadas que se realizan a la oficina son remitidas directamente a Las Palmas, que es realmente donde tiene lugar la mayor parte de su actividad. El teléfono sonaba como ocupado durante gran parte del día. La centralita de Gran Canaria también tuvo muchos problemas.

Las mismas fuentes aclararon, en un intento por dar tranquilidad a la situación, que ningún cambio que pudiera producirse se hará efectivo de manera inmediata. Tendrá que pasar mucho tiempo para que cualquier movimiento tenga lugar, de ahí que se realice un llamamiento a toda la población inglesa que vive en Canarias y en el resto de España para no crear alarma.

A la prensa

Además, todos los británicos tienen que estar muy pendientes a lo que se publique en los medios de comunicación, según la recomendación que ha puesto en marcha el mismo consulado, para ir conociendo qué ocurre tanto en su país como a ellos que en estos momentos viven lejos por decisión personal. La mejor solución que han encontrado es que quien lo desee se inscriba en su página web (www.gov.uk) para acceder directamente a la información ministerial que cuelgan de forma habitual. Mucha de esa información estará ahora relacionada, dadas las peticiones de los ciudadanos, sobre el sí del referéndum.

Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, señaló hace días en un acto en Palencia que el brexit supondrá que unas 170.000 personas con tarjeta sanitaria pertenecientes a Reino Unido serán tratadas en el futuro "como extracomunitarias y con una tarjeta sanitaria distinta". Sin embargo, el mismo secretario general apuntó que hasta que no se materialice la decisión todos los británicos que vivan en el país "serán tratados como cualquier otro ciudadano de la Unión Europea". En su opinión, será "el tiempo" el que dirá las "medidas" que hay tomar para un país que no esté dentro de la Unión Europea y que, por tanto, "no puede ser tratado como miembro comunitario". En el mes de marzo, el Times publicó que alrededor de 100 británicos se van a vivir a España cada día y su destino preferido es la costa del Mediterráneo y las Islas, tanto Baleares como Canarias. El clima suele ser el principal motivo para elegir el Archipiélago como su destino preferido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine