ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Elecciones EEUU

Primarias y 'caucus': Qué son y cómo funcionan

Te explicamos qué se vota, de qué forma y qué se juega Estados Unidos durante este proceso electoral

07.04.2016 | 10:05
Votantes estadounidenses en un mitin de Trump.

El pasado día 1 de febrero arracó en Iowa el proceso electoral en Estados Unidos con los 'caucus' de Iowa, el primero con votaciones oficiales de una larga carrera por llegar a la Casa Blanca, que se dilatará hasta el próximo 8 de noviembre.

Esta fase electoral previa puede celebrarse con dos fórmulas diferentes:  por primarias , o por los celebérrimos 'caucus' de los que tanto se habla estos días.

Los 'caucus'

¿Qué es un 'caucus' exactamente? Se trata de una asamblea de partido local organizada y financiada por el partido en cuestión, en un día, hora y lugar determinados por el mismo. Se tratan, en su mayor parte, de asambleas cerradas a electores que estén registrados como votantes del partido. Y es que en Estados Unidos, cuando un ciudadano cumple los 18 años, no se le censa como votante de forma automática: es él el que debe acudir a registrarse. Puede hacerlo en un partido o bien como independiente.

Para poder emitir un voto en un 'caucus' se debe asistir presencialmente a la asamblea, el voto por correo no es aceptado. En estas reuniones, los asistentes debaten y tratan de convencer al resto de participantes de las virtudes de tal o cual candidato. Por ello, los presentes se muestran muy activos e implicados en política. La decisión se transmite abiertamente, a mano alzada.

La mayoría de los 'caucus' limitan la entrada a votantes del partido anfitrión. Pero existen unas pocas excepciones en las que pueden votar tanto electores afiliados como independientes: estos son los 'caucus' demócratas en la Samoa Americana y Puerto Rico; y los de ambos partidos en las Islas Vírgenes.

Entre los 'caucus' demócratas y republicanos existen ligeras diferencias de funcionamiento. Los republicanos no se complican más de la cuenta: votan, y el ganador se lleva todos los delegados en juego en el condado por el sistema "winner-take-all".

Sin embargo, los demócratas hacen una primera tanda de descarte: si un candidato no acumula un apoyo del 15%, deberá decidir si se retira definitivamente o se alinea con alguno de los candidatos restantes. En la votación final, los candidatos se repartirán proporcionalmente los delegados en función de cómo se haya dado el reparto de votos.


Imagen de un caucus en Iowa. Foto: Reuters

En total, 35 jurisdicciones (estados o territorios) celebrarán primarias, otras 13 realizarán 'caucus' y ocho más decidirán de forma mixta. Alaska, Colorado, Hawái, Kansas, Maine, Minnesota, Nevada, Dakota del Norte, Wyoming y Iowa son los estados que optan por 'caucus'.

Primarias

Es el método empleado en la mayoría de los estados y surge a principios del siglo XXI con el objetivo de dar más poder a los ciudadanos en la elección de los candidatos a la Casa Blanca. En las primarias, los electores acuden a votar como en las elecciones al Congreso o presidenciales, pero lo hacen por un candidato de un determinado partido.

Tanto la organización de la votación, como los gastos como la elección de la fecha en la que se celebrará la primaria la toma el estado, lo que en muchas ocasiones ha provocado choques y polémicas por buscar las fechas que se consideran más idóneas y que podrían tener más peso en el resultado final.

Este año, el proceso arrancó con el caucus de Iowa el 1 de febrero y las primeras primarias, como ya es tradición, se celebrarán este martes 9 de febrero en New Hampshire. En algunas ocasiones, los partidos prefieren por su estrategia elegir otra fecha a la fijada para las primarias y entonces se organizan caucus.

Existen tres tipos de primarias:

Abiertas. En ellas pueden participar los votantes de cualquier partido, es decir, que podría votar un votante republicano en las primarias demócratas, así como los independientes. No obstante, solo se puede votar en una de las primarias y no en ambas. Normalmente, en aquellos estados donde hay primarias abiertas los votantes no tienen que poner su afiliación al registrarse.

Cerradas. Solo pueden participar los votantes registrados de cada partido, lo que significa que a la hora de registrarse hay que hacerlo por una determinada formación. Esta es la opción preferida por los partidos, ya que evita que se pueda participar en las primarias rivales con el fin de influir en el resultado o hacer que se elija a un candidato más débil.

Semicerradas. En ellas pueden participar tanto los votantes registrados del partido en cuestión como los independientes. En estos casos, es posible el optar por registrarse como independiente y no como demócrata o republicano porque de ese modo se podría participar en las primarias del otro partido.

El 'supermartes'

El 1 de marzo, conocido como el 'supermartes', es un día clave. En él se celebran elecciones (tanto por primarias como por 'caucus') hasta en 15 jurisdicciones, entre ellas algunas de gran importancia como Georgia, Massachusetts, Minnesota, Texas y Virginia. El 15 de marzo también es vital: votan en Florida, Illinois, Carolina del Norte y Ohio.

El resto de estados y regiones se irán sucediendo, hasta llegar a las fechas finales: el 7 de junio acudirán a las urnas los electores de California y Nueva Jersey. Y el día 14 del mismo mes se celebrará el último sufragio en el Distrito de Columbia, al que pertenece la capital, Washington DC.

Ya en el mes de julio, los delegados seleccionados favorecerán a su candidato en las Convenciones Nacionales de cada partido. Concretamente, la Convención Nacional Republicana tendrá lugar entre los días 18 y 21 de julio en Cleveland (Ohio), mientras que la Demócrata será la semana del 25 de julio en Filadelfia, Pensilvania. Por fin se conocerán a los candidatos a la presidencia.

Estos dos candidatos, republicano y demócrata, se disputarán el sillón del Despacho Oval hasta que llegue "el primer martes después del segundo lunes de noviembre". Esta es la jornada en la que los norteamericanos deciden quién será su presidente. Así viene siendo desde 1845, costumbre iniciada por motivos religiosos -votar implicaba viajar, y votar en lunes hubiese implicado partir el domingo, algo incompatible con el respeto al día de culto- y también por causas sociológicas: el mes de noviembre fue el elegido por ser el más ligero en trabajo para una población dedicada principalmente al sector agrario por aquel entonces.

Este año cae el 8 de noviembre. Este día conoceremos quién se proclama presidente de EEUU, la persona más poderosa del planeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine