Asamblea General de la ONU

Mahmud Abbas rompe con los Acuerdos de Oslo

El presidente palestino advierte de que buscará la creación del Estado Palestino "de todas las formas legales"

05.10.2015 | 11:08
El presidente palestino, Mahmud Abbas.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, ha anunciado este miércoles que su Gobierno ya no se siente vinculado a los Acuerdos de Oslo debido al constante incumplimiento de la parte israelí y ha advertido de que buscará la creación del Estado Palestino "de todas las formas legales".

"Los Acuerdos de Oslo firmados con Israel estipulaban que debían ser implementados hacia 1999 con la plena independencia del Estado de Palestina y el fin de la ocupación israelí", ha recordado Abbas en el discurso que ha pronunciado ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Pero Israel ha frenado el proceso de retirada de sus fuerzas de las áreas clasificadas como 'B' y 'C', que representan más del 60 por ciento del territorio de Cisjordania, incluido Jerusalén Este y ha aumentado sus asentamientos en todas partes", ha denunciado.

Además, "Israel se ha negado a revisar los acuerdos económicos que determinan la capacidad de desarrollo de la economía palestina y su futura independencia, determinado a imponer su dominio económico al igual que ha impuesto el dominio militar".

"En la medida en que Israel se niega a cumplir los acuerdos firmados, no nos deja más opción que decir que no seguiremos siendo los únicos comprometidos con su cumplimiento. Así, declaramos que no podemos seguir vinculados a estos acuerdos", ha anunciado.

Abbas ha señalado como primera consecuencia de la decisión de la Autoridad Palestina que "Israel deberá asumir ahora toda su responsabilidad como potencia ocupante, porque el 'status quo' no puede continuar".

El líder palestino ha descartado además cualquier posible negociación con Israel en el futuro cercano, recordando "los esfuerzos" realizados por el Gobierno de Benjamin Netanyahu para "socavar" el diálogo directo que imponían los Acuerdos de Oslo.

En consecuencia, aunque ha agradecido la iniciativa francesa de crear un grupo de contacto internacional para facilitar unas nuevas negociaciones, ha considerado que "ya no merece la pena gastar el tiempo en eso".

"Lo que es necesario es movilizar los esfuerzos de la comunidad internacional para poner fin a la ocupación israelí en línea con las resoluciones internacionales" y, entretanto, "pedir a Naciones Unidas que proteja al pueblo palestino con el Derecho Humanitario", ha sostenido.

Objetivo: Estado Palestino

Para Abbas "la situación actual es insostenible", de modo que buscará la implementación " de todas las maneras legales" de la resolución 6719 de la Asamblea General de Naciones Unidas, gracias a la cual Palestina consiguió el estatus de Estado Observador en la ONU.

"La cuestión palestina se ha retrasado injustificadamente", ha reprochado. "Nuestro pueblo no merece que se le niegue una patria, morir en el exilio, ser tragado por el mar o pasar su vida de un campamento de refugiados a otro", ha esgrimido.

"La continuación del 'status quo' es completamente inaceptable" porque "significaría rendirse a la lógica de la fuerza bruta". "¿Acaso los votos de los países democráticos contra la causa palestina sirven a la paz o alimentan el extremismo haciendo creer (a los israelíes) que están por encima de la ley?", ha planteado.

Abbas ha recordado que la pasividad de la comunidad internacional ha allanado el camino a las acciones israelíes, señalando como ejemplo la escalada de tensión en torno a la Explanada de las Mezquitas que amenaza con "convertir un conflicto político en uno religioso" y a Jerusalén en "un polvorín".

Mano tendida

El presidente palestino ha querido, no obstante, enviar un mensaje tranquilizador a Israel y a sus aliados. "Nuestro acceso a la membresía de las organizaciones internacionales y a los tratados no va contra nadie, sino a salvaguardar nuestros derechos y armonizar nuestras leyes con los estándares internacionales", ha afirmado.

Abbas ha asegurado que su mano "sigue tendida para alcanzar una paz justa" que beneficiará a "las futuras generaciones" palestina e israelí, así como a toda la región. "Confío en que miréis a la peligrosa realidad que hay sobre el terreno y que aceptéis para los palestinos lo mismo que aceptáis para vosotros. Entonces, os daréis cuenta de que la paz es posible y disfrutaréis de seguridad y estabilidad", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine