Caso Wikileaks

´Soy Chelsea. Soy una mujer´

El soldado Bradley Manning, condenado por filtrar documentos secretos, reivindica su condición de mujer

22.08.2013 | 14:54
Manning quiere someterse a una terapia hormonal.
Manning quiere someterse a una terapia hormonal.

El soldado estadounidense Bradley Manning, que ayer fue condenado a 35 años de cárcel por haber filtrado miles de documentos clasificados al portal Wikileaks, ha remitido este jueves un comunicado a la cadena de televisión NBC News en el que asegura sentirse como una mujer y pide que desde ahora se le llame "Chelsea".

"Soy Chelsea Manning. Soy una mujer", afirma en el comunicado. "Dado el modo en el que me siento y en el que me he sentido desde la infancia, quiero comenzar una terapia hormonal tan pronto como sea posible y espero que me apoyéis en esta transición", ha manifestado.

Asimismo, Manning ha pedido que "a partir de hoy os refiráis a mí por mi nuevo nombre y uséis el prononbre femenino (excepto en el correo oficial al centro de detención)".

"Estoy deseando recibir cartas de seguidores y tener la oportunidad de responder", ha añadido en su mensaje, que firma como "Chelsea E. Manning", según la cadena, que recuerda que en el sistema penitenciario estadounidense los reclusos transgénero --como sería el caso de Manning-- normalmente conviven con otros presos de su sexo de nacimiento, pero no está clara cuál es la política del Ejército.

Por su parte el abogado de Manning, David Coomes, ha indicado durante el programa Today en el que se ha revelado el mensaje del soldado que espera que su cliente pueda salir en libertad condiciona el siete años. "Pero, en realidad, espero que sea indultado", ha añadido. "Al menos esa es mi esperanza, que el presidente (Barack Obama) le indulte", ha asegurado.

El ejército rechaza el tratamiento hormonal

El Ejército estadounidense ha emitido un comunicado en el que aclara que no ofrece tratamiento hormonal a las personas bajo su custodia, como reclama Manning. "Los reclusos (...) son tratados con igualdad independientemente de su raza, rango, etnia u orientación sexual", ha afirmado el estamento militar, según recoge la NBC.

"Todos los reclusos son considerados soldados y son tratados como tales con acceso a profesionales de salud mental, incluidos psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y responsables de ciencias de la conducta con experiencia en abordar las necesidades del personal militar", ha precisado.

En este sentido, el Ejército ha aclarado que "no ofrece terapia hormonal o cirugía para el cambio de sexo a personas con desorden en su identidad de género".

El abogado de Manning ha dicho desconocer si éste pretende someterse a una operación para cambiar de sexo y ha asegurado que éste no pedirá ser recluido en una cárcel para mujeres. "Todo el mundo que está en una prisión militar no es un reincidente. Se trata de soldados que han hecho algo mal, han ido a prisión y están intentando simplemente cumplir su pena y salir", ha afirmado, tras indicar que no teme por la seguridad de su cliente.

Enlaces recomendados: Premios Cine