Venezuela

Maduro tilda de locura el discutir la nueva Constituyente

El presidente venezolano alerta a sus votantes de los planes "medio locos" de la derecha liderada por Capriles

05.08.2013 | 08:24
Nicolás Maduro.
Nicolás Maduro.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, tildó hoy de locura la propuesta opositora de discutir en su seno la conveniencia de una Constituyente para reemplazar la Constitución aprobada el año 1999, al inicio del Gobierno del fallecido Hugo Chávez.

"Alerto al país que la derecha está haciendo unos planes medio locos (...): pretenden acabar con esta Constitución nuevamente, como lo hicieron en 2002" cuando Chávez fue derrocado por un golpe de Estado que fracasó a los dos días, dijo Maduro en un acto militar.

Aludió así a la petición del líder opositor Henrique Capriles de que las propuestas de Asamblea Constituyente, referendo revocatorio del mandato de Maduro y otras alternativas que ayer reveló han sido presentadas al interior de la oposición para poner fin a un Gobierno que opina que "ya se acabó", no se discutan antes de las elecciones municipales del 8 de diciembre próximo.

Maduro manifestó esta noche que los opositores "juegan con la palabra Constituyente", porque "creen que es un juego".

No obstante, añadió, "si la derecha fascista y corrupta nos busca por el lado de la Constitución (...) no tengo dudas de que la Revolución Bolivariana ganaría ampliamente una Asamblea Nacional Constituyente y entonces radicalizaríamos la Revolución, lanzaríamos nuevos conceptos hacia el socialismo del siglo XXI".

Maduro reveló que durante un anterior intento por cambiar la Constitución de 1999 escuchó a Chávez opinar hace unos años que ello debería hacerse "cuando haga falta un nuevo empuje revolucionario".

Sería, añadió, para "la consolidación de los postulados de esta Constitución, la más democrática del mundo", porque si es para anularlos "se verían con el pueblo al frente defendiendo sus postulados sagrados (...); saldríamos a defenderla junto al pueblo".

Sobre el llamado de Capriles a que la oposición se concentre en ganar las elecciones municipales del próximo diciembre y anule en su seno a quienes buscan, según admitió, "pescar a río revuelto" y promover un golpe de Estado, Maduro previó que entonces la oposición llamará a una "insurrección nacional".

"Van a parar el país, nos van a sabotear las navidades y a decretar que se acabó la Revolución. Ellos dicen que la Revolución se acabó. ¿Qué pensará el pueblo de lo que dice la derecha de que la Revolución se acabó? Lo mismo decía (el dictador chileno Augusto) Pinochet y mataron a nuestro mártir eterno (el derrocado presidente socialista) Salvador Allende", añadió el gobernante venezolano.

En ese sentido, pidió a los militares "mucho conocimiento de los planes de los enemigos de la patria, de los adversarios de la democracia, de quienes quieren imponer en Venezuela los valores del capitalismo", y ordenó la edición de al menos cinco millones de ejemplares de la Constitución para repartir entre los estudiantes.

A través de la red social Twitter, Capriles tildó de "excelente" la orden de Maduro y remarcó que los cinco millones de nuevos ejemplares de la Carta Magna "ayudarán a elegir el mejor camino para salir del nefasto Gobierno".

"Porque lo que está claro para la inmensa mayoría de los venezolanos es que con Maduro nuestra Venezuela no tiene futuro" y "La Constitución tiene claramente todas las vías para salir de este Gobierno ilegítimo y nefasto; haremos uso de ella", añadió.

Capriles impugnó ante el Supremo de Justicia las elecciones oficialmente ganadas por Maduro el 14 de abril pasado, en las cuales se perpetró un fraude que le arrebató el triunfo, según alega el opositor, pese a lo cual no ha renunciado a la vía electoral, lo que el jefe de Estado tildó hoy de conducta "esquizofrénica".

Enlaces recomendados: Premios Cine