Pedro Fernández Arcila
Candidato de Sí se puede a la Alcaldía de Santa Cruz 

"Nuestra primera medida será recuperar la gestión pública de la empresa Emmasa"

"Sí se puede es un referente frente a las políticas clientelares de los partidos tradicionales"

21.05.2015 | 13:14
Pedro Fernández Arcila, en la escalinata del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Pedro Fernández Arcila, abogado y concejal por Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife, aspira de nuevo a la Alcaldía con una organización política en alza y consolidada tras cuatro intensos años de trabajo en la oposición. Sus objetivos: formar gobierno y, como primera medida, devolverle a la ciudad la gestión pública de Emmasa y otros servicios públicos que están en manos privadas. Además, él y su equipo quieren promover la democracia participativa, llevar adelante un ambicioso plan de empleo y dotar a Santa Cruz de un modelo de desarrollo totalmente opuesto al actual, que consideran vacío y caduco.

¿Con qué expectativas llega Sí se puede en Santa Cruz a las elecciones del domingo?

Nuestra organización ha tenido cuatro años de intenso trabajo, no solo en el Ayuntamiento, con la labor de mi compañera Asun Frías y la mía, sino en los distritos, con nuestros vocales, y en todos los barrios, donde venimos tejiendo una red social a base de trabajo diario codo con codo con las personas, con los más humildes, y esto ha convertido a Sí se puede en un referente para la ciudadanía frente a las políticas caciquiles y clientelares de los partidos tradicionales. Con este escenario, nos vemos como partido de gobierno y concurrimos a las elecciones con el propósito de gobernar.

Y en caso de gobernar, ¿cuál sería su primera medida como alcalde?

La primera decisión que tomaremos en la Junta de Gobierno será dar la orden de recuperar la gestión pública de Emmasa como primer paso para volver a asumir algunos servicios públicos que les han sido usurpados a los chicharreros y entregados a la empresa privada: la gestión de residuos, los cementerios, parques y jardines€ Desde que llegamos al Ayuntamiento, en 2011, no hemos dejado de presentar iniciativas para que se le retire a la multinacional Sacyr-Vallehermoso la concesión del ciclo integral del agua, pues lo único que ha hecho ha sido desangrar económicamente a una empresa como Emmasa, que, cuando era pública, era modelo de gestión eficaz. Creemos que Coalición Canaria se ha vendido a los intereses especulativos de empresarios y constructores, lo que ha colocado a la ciudad en una larga agonía, en un letargo del que Sí se puede está en condiciones de sacarla mediante la implementación de un nuevo modelo de desarrollo.

¿Cuál es ese modelo y adónde llevaría a Santa Cruz?

Nuestro modelo de desarrollo parte de una concepción del municipio radicalmente opuesta a la que vienen defendiendo los sucesivos gobernantes. Creemos necesario cambiar el modelo económico, social y cultural de Canarias, y es indispensable que Santa Cruz lidere ese cambio como capital de las Islas que es. Nuestro modelo de desarrollo pasa por la defensa del territorio, por la sostenibilidad, por un refuerzo y un rediseño radical de los servicios sociales, que en la actualidad parecen más bien políticas de beneficencia, y por la creación de empleo a partir de acciones como el impulso de las energías renovables, la rehabilitación edificatoria, el desarrollo de proyectos de mejora del litoral, el rescate del pequeño comercio y el impulso del turismo cultural y ambiental y del sector primario.

¿Cómo piensan rediseñar los servicios sociales?

Entendemos que en la actualidad es necesario el fortalecimiento de la red de servicios sociales comunitarios, algo que se podría lograr con la creación de centros integrales de atención social en todos los distritos, una propuesta que está en nuestro programa electoral. Es necesario contratar más profesionales sociales para que haya personal que pueda dedicarse a la educación de calle, a la prevención, a la promoción sociolaboral y a la dinamización comunitaria.

¿Cuál es el balance que hace Sí se puede de su experiencia en los tagorores?

Es un balance agridulce. Por una parte, tenemos representación en tres de los cinco distritos, lo que ha permitido a nuestros vocales realizar una intensa actividad de defensa de los vecinos, con propuestas y denuncias de hondo calado. Pero, por otra parte, vemos que los tagorores son calcos de la estructura política del pleno y creemos que así no vamos a ninguna parte. Es necesario, y así lo llevamos en nuestro programa, convertir los tagorores en auténticos órganos de participación ciudadana, y para ello es preciso que los vocales sean elegidos directamente por el pueblo, aunque ello suponga que los partidos, incluido Sí se puede, pierdan cuotas de poder.

En su programa se incluyen otras propuestas relacionadas con participación ciudadana...

Sí, porque esa es la esencia de Sí se puede, que es una organización asamblearia en la que todas las personas tienen voz, voto y capacidad de decisión. Nuestra idea de democracia participativa va más allá del asunto de los tagorores: la democracia no es simplemente votar cada cuatro años, es formar parte de un tejido social que puede y debe tomar decisiones sobre asuntos que le afectan a la gente de la calle. Por eso presentamos en el mandato que ahora termina una moción para el desarrollo paulatino de unos presupuestos municipales participativos. La propuesta fue aprobada, pero si algo hemos aprendido en estos cuatro años es que a Coalición Canaria, el PSOE y el PP les encanta quedar bien de cara a la galería cuando se llevan al Pleno ideas innovadoras, y por eso las votan, pero después caen en un cajón que ya está demasiado lleno. En cuanto tomemos posesión del Gobierno local reanudaremos nuestro proyecto de presupuestos participativos.

¿Cuál será su equipo de gobierno en caso de acceder a la Alcaldía?

Asun Frías, que en estos cuatro años como concejal ha demostrado una capacidad de trabajo y de compromiso extraordinaria, es la número dos; es licenciada en matemáticas y máster en investigación, gestión y desarrollo local. Le siguen Eligio Hernández, geógrafo y experto en ordenación del territorio; Yaiza Afonso, pedagoga y experta en discapacidad e igualdad; Juan Daniel Marrero, líder vecinal indiscutible y profesor de economía; María José Delgado, actual vocal en el distrito de Ofra-Costa Sur e integradora social€ Nuestro equipo está conformado por profesionales cualificados, comprometidos y con experiencia que darán un aire nuevo al Ayuntamiento, en consonancia con una demanda de cambio que se ha convertido en un clamor. Gobernaremos con humildad, como hemos trabajado en la oposición, y llevaremos al Consistorio la austeridad y la eficacia en la gestión.

¿Cómo se materializará esa austeridad?

Pues para empezar, el número de concejales del grupo de gobierno con dedicación exclusiva pasará de trece a siete, y, de ellos, dos estarán a media jornada. Otras personas del Gobierno local trabajarán sin cobrar, por puro afán de servicio a la comunidad. Con esta primera medida estamos en condiciones de ahorrar unos 600.000 euros anuales. Aparte de eso, creemos que ya ha llegado la hora de eliminar decenas de cargos de confianza que han convertido el Ayuntamiento en un club de amiguetes. En Santa Cruz hay funcionarios eficaces y capaces de hacer ese trabajo que ahora desempeñan esos cargos elegidos a dedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine