Alarcó: "Tengo más currículo lagunero que Los Sabandeños"

"Saben que voy a ganar y están nerviosos", afirma el candidato del PP a la Alcaldía de La Laguna

17.05.2015 | 01:29

Antonio Alarcó se ve ya como el próximo alcalde de La Laguna. Su programa electoral, asegura, puede resumirse "en medio folio". "No prometo inversiones ni puestos de trabajo", explica. Sus dos grandes propósitos para la ciudad son un fondo de emergencia social y que la Universidad y el Ayuntamiento trabajen mano a mano.

-Cuando trascendió la noticia de su candidatura a la Alcaldía de La Laguna muchos criticaron que usted no conoce ni el municipio ni sus problemas ¿Qué tiene que decir al respecto?

-Lo primero que puedo decir es que tengo más currículo lagunero que Los Sabandeños. Llevo 39 años viviendo en La Laguna, tengo tres hijos laguneros, soy jefe de servicio en el Hospital de La Laguna, he operado a más de 20.000 laguneros y he sido vicedecano y vicerrector en la Universidad de La Laguna (ULL). Hasta mi perrito es de La Laguna. ¿Hay alguien que pueda tener más currículum lagunero que yo? Conozco La Laguna como la palma de mi mano y mírala, si quieres puedes sacarle una foto, líneas rectas como una vela. Nunca verás una mano así. Hay mucha gente candidata que no había nacido cuando yo llevaba años trabajando en este municipio. Además creo en una ciudad con vocación europea.

-¿No se sorprendió que su partido le eligiera a usted para este puesto cuando está más relacionado con el Cabildo y el Senado?

-Tener la posibilidad de ser alcalde de tu ciudad es un privilegio de pocos. Yo estoy aquí porque quiero, porque me apasiona La Laguna.

Dedicarse a una ciudad Patrimonio de la Humanidad es una oportunidad única; es la ciudad en la que trabajo y vivo. He estado ocho años en el Cabildo, es verdad, pero yo estoy siempre a disposición de mi partido. Y un alcalde senador es mejor alcalde. Los grandes problemas de La Laguna tienen soluciones nacionales y europeas, así que un alcalde que, además, es senador tendrá mejores herramientas para afrontarlos.

-¿Con qué tipo de municipio y retos se encuentra?

-Me encuentro con una Laguna que tiene un futuro enorme. Me hallo ante una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad y que ha estado absolutamente de espaldas a la Universidad. Veo un Ayuntamiento con una deuda de 100 millones de euros donde, además, hay 1.200 niños que no pueden desayunar por la mala situación económica de sus familias. Si yo soy alcalde nunca le daremos la espalda a la gente necesitada ni a la ULL, que será la imagen del Ayuntamiento.

-Durante la campaña está usted insistiendo mucho en la unidad entre ciudad y Universidad. ¿Plantea hacer algo similar a lo que ya hizo en el Cabildo con una consejería específica de relaciones con la Universidad?

-Sería más amplio aún. El Ayuntamiento tendría en la ULL su principal imagen. Todo el municipio, el mar, sus puertos y el monte con su laurisilva será Universidad. Y evidentemente no se le cobrarían los más de siete millones de euros a la ULL que pretende ingresar el equipo actual cuando esa institución educativa le da cada año a esta ciudad más de 20 millones de euros de beneficios. Siendo yo alcalde, nunca más le cobraríamos el IBI ni le daríamos la espalda. Además, como ya he dicho, se creará un fondo de emergencia social como primera línea de trabajo.

-¿Pero cómo se conjuga eliminar el IBI a la Universidad y bajar las multas con la mejora de la salud financiera del Consistorio?

-No hay ciudad Patrimonio que sea tricontinental y que, además, tenga mar, laurisilva, un Astrofísico de primer nivel, una Universidad de 204 años de historia, un aeropuerto, un sector primario potente y un hospital de nivel que está entre los mejores del mundo. Todas esas características hay que explotarlas.

-¿Pero cómo se puede reducir esa deuda?

-Muy sencillo. Hay que refinanciarla inmediatamente y reducir las concejalías de forma drástica. Cuando yo sea alcalde, además, no voy a cobrar. Y todo esto lo pienso poner ante notario y cada año se hará una revisión de todos estos parámetros ante un consejo donde estarán representados los vecinos. Además se reducirán los cargos de confianza. Fíjese, toda empresa que se precie tiene que tener, como mínimo, una cuenta de resultados y un cuidado exquisito de los clientes y empleados . Pero si no tiene responsabilidad social nada funciona. Nosotros vamos a fomentar esa responsabilidad social y mejorar la relación entre lo público y lo privado. Ningún ciudadano, viva donde viva, quedará fuera la atención del Ayuntamiento. Y ese es nuestro Leitmotiv, nuestro programa cabe en medio folio. Si no se cumple habrá que dar explicaciones a los vecinos. Yo no ofrezco ni inversiones ni puestos de trabajo.

-Hablábamos de su trabajo como senador, recientemente han vuelto a saltar las alarmas con el retraso de la firma del convenio de financiación de Las Chumberas en Madrid...

-Mire, La Catedral y Las Chumberas la arreglamos en Madrid y quien no ha cumplido ha sido el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de La Laguna. Nosotros hemos puesto la voluntad y el dinero y lo he demostrado con documentos. El retraso viene desde esta Isla.

-¿Cómo influye su labor como cirujano a su forma de hacer política?

-La profesión médica, política y periodística son exactas. Hay que tener vocación, grandes conceptos éticos y dedicarse al ciudadano. Por mi profesión estoy al lado de los ciudadanos, me dedico a ellos y no he hecho otra cosa en mi vida. Su bolígrafo y mi palabra pueden hacer mucho daño si detrás no hay principios. Mi existencia no tiene sentido si no es por los demás y lo digo de corazón.
-¿Qué opina de sus principales adversarios en la pugna por la Alcaldía: José Alberto Díaz (CC), Javier Abreu (PSOE) y Santiago Pérez (XTF-NC)?
-Me llevo muy bien con todos. Cuando sea alcalde, lo primero que haré será una reunión con todos los partidos políticos aunque ésta no sea necesaria. Necesitamos un pacto político serio para mejorar La Laguna que no es ideológico. Hay principios básicos indiscutibles como son los que tienen que ver con el patrimonio y el fondo de emergencia social. Respecto a los compañeros, tengo magníficas relaciones con todos. Conozco a Santiago Pérez hace muchos años, tiene una hija médica adorable. También conozco a Javier Abreu desde hace tiempo, menos pero solo por cuestión de edad y de José Alberto conozco bien a su hermano. A mi nunca me ha separado la ideología, me separa la incompetencia. Tengo amigos muy buenos, íntimos, en el PSOE y en CC e incluso en partidos comunistas. Y eso que de los cuatro billones de células que tengo ni una sola de ellas es nacionalista. Estoy en contra de los localismos y de la rutina y el nacionalismo siempre busca enemigos externos. Tampoco tengo ni una célula socialista porque creo que no es la solución de los problemas de los ciudadanos, aunque lo respeto, y evidentemente no tengo ni una célula comunista porque está superado y costó más de 100 millones de muertos.

-¿Qué le dicen los vecinos ahora que está visitando todos los barrios?

-Los barrios me los conozco bien. Ayer estuve en San Matías, por ejemplo, y no es una pose. Lo que más me gusta de la política es el roce con los ciudadanos. Los vecinos me dicen que no nos creen y yo les digo que tienen razón. Hemos hecho méritos para ello pero no todos somos iguales. También me hablan del paro y es lógico. Hemos vivido una crisis terrible, de la que estamos saliendo gracias al esfuerzo de los ciudadanos, pero mientras haya parados tenemos que ser respetuosos y seguir luchando. Hablan también de la corrupción y tienen razón. La corrupción me sienta como una patada en el hígado y creo que hay que tener tolerancia cero, caiga quien caiga, sea quien sea. Pero también considero que los tiempos políticos, jurídicos y periodísticos son distintos: no debe haber juicios paralelos. La corrupción me duele terriblemente y si es de mi partido, aún más.

-Esta semana, la sede local de su partido ha sufrido actos vandálicos ¿verdad?

-Es asombroso. Creo que ven que voy a ser el alcalde y están nerviosos. Me he encontrado a gente arrancando mis carteles y también los de Santiago Pérez . La sede también ha sido objeto de estas agresiones. Nos han tirado pintura roja. Eso significa que hay un grupo que no respeta la democracia y que quiere hacernos daño. Pero, muy al contrario, a nosotros esto nos da más fuerza y a los ciudadanos, también.

-Su perrito, Toño, se ha hecho famoso en La Laguna después de perderse hace una semana.

-Me alegro tanto de que Toño se haya hecho famoso. Una parte importante de mi familia es el perro. Yo soy el quinto de seis hermanos y en casa no había hueco para animales. Cuando me casé decidí tener uno. Siempre lo he tenido desde entonces y siempre han sido bóxer.

Todos se han muerto de mayores. De hecho, uno de ellos se enfermó y lo tuve en la UVI de mi casa intubado. Lo salvé de una parpovirosis.

-¿Tiene una UVI en su casa?

-No, pero la creé para él en el jardín. Le puse un suero intravenoso y lo tuve dormido y entablillado durante siete días. Toño fue un regalo de Reyes. Recibí un llaverito que ponía su nombre. Cuando llegó mi hija María, que es una joya y mi psicóloga particular, vino con un pequeño bulldog que se llamaba Toño. Mis hijos quisieron bautizarlo con mi nombre. Se ha convertido desde entonces en parte importante de mi familia. Es el quinto perro que tengo. El otro día, como siempre, salí a las seis de la mañana de mi casa y me fui al Hospital. Allí estaba, después de visitar a mis enfermos, tomándome un cortado cuando me llamó mi mujer para decirme que el perro no estaba. Yo tenía que ir a varias tertulias radiofónicas e inmediatamente se lanzó un mensaje para que la gente estuviera atenta. Comprobé que la gente es tremendamente sensible al tema de los perros. Llamé a la Policía Local de La Laguna y di el aviso. Se lo agradezco a todos: a la Policía, a la perrera y a los medios de comunicación. También se lo agradezco a un joven que vio por la noche a Toño en la zona de La Concepción, llorando y mojado. Por suerte, lo encontraron gracias al chip.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine