Cargos de PP y PSOE no descartan nuevas elecciones

Dirigentes de ambos partidos creen que hay que esperar, pero ven la postura de Podemos como un obstáculo

26.01.2016 | 10:08

La condición impuesta ayer por Pablo Iglesias al PSOE para prestarle apoyo para gobernar tras los resultados de las elecciones, la aceptación de un referéndum en Cataluña, es vista por numerosos dirigentes socialistas como un intento de Podemos de forzar la máquina para que haya nuevas elecciones.

Las fuentes consultadas por Europa Press se muestran convencidos de que Pablo Iglesias no tiene ningún interés en llegar a un acuerdo con el PSOE y por eso ha planteado una condición "imposible" como es la del reconocimiento de la plurinacionalidad de España, traducida en el derecho a decidir y la realización de un referéndum en Cataluña.

"No entender la plurinacionalidad es entregar el gobierno a Mariano Rajoy", afirmaba ayer Pablo Iglesias, quien dejó claro que las cinco garantías constitucionales que lleva en su programa son "imprescindibles" para afrontar lo que él considera la "nueva transición" que se abre en España. Entre estas garantías está lo que Podemos llama "derecho a decidir" y que se refiere a que los catalenes puedan votar si se quedan en España o crean un Estado propio.

Una condición que el PSOE no está dispuesto a aceptar y que ha sido recalcado por activa y por pasiva por los socialistas, quienes han dejado claro que una de sus líneas rojas es la defensa de la soberanía nacional, como ha expresado hoy la presidenta andaluza, Susana Díaz:

"Puro interés partidista"

Los dirigentes socialistas consultados por Europa Press creen que a Pablo Iglesias le conviene que haya nuevas elecciones y no por sentido de Estado, sino por "puro interés partidista". En este sentido, precisan que el líder de Podemos sabe que no gana "nada" en un acuerdo con el PSOE, que además sería insuficiente para poder gobernar y quedaría dependiendo de la abstención de los nacionalistas. Por eso, creen que su opción está siendo forzar la máquina poniendo encima de la mesa sus propuestas "máximas" como "irrenunciables" con el fin de que el PSOE no las pueda aceptar y haya nuevas elecciones.

No obstante, y ante la propuesta de Mariano Rajoy de intentar formar un gobierno estable buscando los apoyos de los partidos que defienden la soberanía nacional, como dijo ayer el jefe del Ejecutivo, los dirigentes socialistas consultados por Europa Press no ven ambiente como para realizar ese gesto.

Algunos, incluso, apuntan sin mucha convicción que si el PP cambiara de candidato podría llegar a contemplarse una solución de ese tipo para no tener que repetir los comicios. Pero otros dirigentes creen que el problema no es Rajoy, sino las políticas que ha llevado a cabo el Partido Popular y no vislumbran la cintura política necesaria para realizar concesiones mutuas.

Sin embargo, la mayor parte de los consultados creen que aún es pronto para vislumbrar una salida y que es necesario esperar a que se "reposen" los datos, se vea cuáles pueden ser las consecuencias de los posibles pactos o de la falta de ellos --el Banco de España ya ha advertido de que el crecimiento está en riesgo por la incertidumbre-- y se despeje la incógnita de lo que puede ocurrir en Cataluña.

En el PP se pide "sentido de Estado"

En las filas del PP, también hay cargos que no descartan la repetición de las elecciones generales antes del verano, pero coinciden en que lo primero que hay que hacer es explorar todas las posibilidades para intentar gobernar, aunque sea con un Ejecutivo "débil". Aunque admiten que podría llegar a darse una situación de bloqueo y que ir de nuevo a las urnas fuera "irremediable".

Las fuentes populares que apuntan a unas posibles nuevas elecciones argumentan que en las actuales circunstancias podría producirse una polarización del voto entre el PP y Podemos, de forma que muchos votos que ahora han ido a Ciudadanos volverán al PP y el partido de Pablo Iglesias aglutinaría más voto de la izquierda.

"Con un Gobierno en minoría y muy débil, con el que nos van a dar hasta en el carnet de identidad y va a hundir el partido, pues a lo mejor lo menos malo es volver a convocar elecciones", resume un dirigente del PP que asistió este lunes a la reunión del Comité Ejecutivo. Desde el PP, a través del ministro Rafael Catalá, también han transmitido su rotunda negativa a aceptar la 'línea roja' de Iglesias para celebrar un referéndum en Cataluña.

Sin embargo hay otras fuentes que piden aparcar esa tesis de unas nuevas elecciones porque creen que hay que intentar por todos los medios que el PSOE tenga "sentido de Estado" y facilite la investidura de Rajoy. Además, avisan que el PP no debería contribuir a "engordar" a Podemos repitiendo los comicios, algo que, según estas fuentes, perjudicaría al país.

Los consultados populares subrayan que se debe intentar formar Gobierno, aunque ya se tenga la certeza de que no se va a agotar la Legislatura. "Ahora todos los esfuerzos deben ponerse en formar Gobierno, aunque barrunto que no va a tener mucha fortaleza", dice un veterano cargo del PP, que ya apunta a una posible moción de censura nada más empezar a andar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine