16 de abril de 2018
16.04.2018
Pensiones Jubilados y sindicatos continúan con las movilizaciones

La huelga general, más cerca

Los sindicatos y la plataforma de pensionistas valoran convocarla a final de año o principios de 2019

15.04.2018 | 22:00
Escasa asistencia de dirigentes políticos y poco más de 300 personas se dieron cita ayer en la capital grancanaria.

Las manifestaciones convocadas ayer por la defensa del sistema público de pensiones fueron menos concurridas que las celebradas en marzo tanto en la Península como en la convocada en la capital grancanaria, en la que se dieron cita entre 300 y 400 personas. La convocatoria corrió a cargo de los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, y contó con el respaldo de la plataforma en defensa de las pensiones públicas, que sí protagoniza hoy las concentraciones que se realizarán en la capitales de las Islas. Uno de los principales mensajes lanzados ayer fue el de la huelga general, un objetivo cada vez más cercano y que ya los sindicatos anuncian para final de año o principios de 2019, con el respaldo también de la plataforma de pensionistas si el Gobierno no cambia sus políticas en relación con este asunto.

El secretario general de UGT en Canarias, Gustavo Santana, aseguró que "ya se empiezan a dar las condiciones suficientes para terminar en una huelga general porque no hay un giro político real sobre las políticas por parte del Gobierno y los empresarios. Hay condicionantes que si no cambian a final de año o principios de 2019 estaríamos ante una huelga general".

En la misma línea también se pronunció su homólogo en Comisiones Obreras, Inocencio González, para el cual hay una "efervescencia social muy importante como válvula de escape porque la sociedad no aguanta más y si no se reconduce la situación vamos hacia la huelga general".

Las dos centrales mayoritarias añaden a la situación de las pensiones cuestiones como los salarios y la reforma laboral, problemas en las que no ven avances ni por parte del Gobierno ni de los empresarios. "Las pensiones son el principal elemento del Estado del Bienestar y son las reformas laborales, la precarización del empleo y las reducciones salariales las que están también poniendo en riesgo el sistema y por eso el Gobierno tiene que dar un giro radical a sus políticas o los sindicatos tendremos que seguir con las movilizaciones", añadieron los dirigentes sindicales.

Uno de los portavoces de la plataforma en defensa de las pensiones, Vicente Quintana, advirtió que seguirán saliendo a la calle todas las veces que haga falta y, además de las concentraciones de hoy, también puso la fecha del Primero de Mayo como una nueva movilización donde el futuro de las pensiones estará sobre la mesa para llamar a la movilización, en una jornada festiva en la que los sindicatos convocan manifestaciones y actos en todo el país. "Si tenemos que salir todos los días o todas las semanas como en Bilbao lo haremos porque o solucionamos este problema o lo perdemos de antemano. En otoño se pondrá la fecha a la huelga general y esta convocatoria tendrá que ser potente, así que vamos a trabajarla para que al día siguiente de la misma el Gobierno se vea obligado a cambiar sus políticas y ganemos de nuevo los derechos perdidos", subrayó Quintana.

Los organizadores de la protesta advirtieron que si el Gobierno central no corrije su actual política y hace caso omiso de las reivindicaciones en relación con la reforma laboral, los salarios y las pensiones la situación terminará en una convocatoria de huelga general que afectará a todos los sectores económicos y no sólo a los que vienen protestando en los últimos meses.

En este sentido, una de las principales consignas coreadas durante el recorrido fue el de "Hace falta ya una huelga general", además de críticas al Gobierno de Rajoy, que fue el principal blanco de las protestas.

En el manifiesto final de la manifestación, las centrales sindicales exigieron la revalorización de las pensiones vinculándolas al IPC, que las pensiones mínimas se igualen al salario mínimo interprofesional (SMI) hasta llegar al menos a los 1.080 euros y un pacto de Estado donde participen los partidos políticos y los agentes económicos y sociales para garantizar la viabilidad de las pensiones públicas.

La manifestación en la capital grancanaria fue la única que se celebró en Canarias, además de una concentración en La Palma. Para hoy hay concentraciones en todas las islas, en el caso de Gran Canaria se celebrará en las puertas del Cabildo grancanario, cuyo gobierno también respalda la protesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine