01 de abril de 2018
01.04.2018

Los científicos buscan una regulación diferenciada de los nuevos productos

El bioquímico español Ignacio González evalúa en Suiza para Philip Morris las sustancias que reducen los riesgos de fumar

31.03.2018 | 23:23
Ignacio González.

Entre los científicos que desarrollan su labor en El Cubo se encuentra el asturiano Ignacio González Suárez, responsable del programa de verificaciones externas de Philip Morris International. González es licenciado en Bioquímica por la Universidad de Oviedo y doctor en Biología Molecular por el mismo centro universitario. Ejerce de maestro de ceremonias para explicar con detalle los procesos de investigación que se desarrollan en Neuchatel para conseguir productos innovadores que sustituyan al cigarro tradicional y disminuyan sensiblemente la toxicidad que produce la combustión.

Según Ignacio González, "nuestro sólido programa de evaluación está basado en estándares internacionales y se encuentra en línea con las directrices de la FDA" (Agencia del gobierno de Estados Unidos que regula los alimentos, medicamentos, cosméticos, productos biológicos, aparatos médicos y derivados sanguíneos). Por ello, el científico español considera que estos avales son muy alentadores para productos como IQOS porque apuntan hacia una reducción real del riesgo.

González asegura que "en base a nuestros análisis químicos, el aerosol de IQOS contiene, de media, entre el 90 y el 95% menos de componentes nocivos y potencialmente nocivos, en comparación con el humo del cigarrillo".

Junto a él el norteamericano Joshua Townsend, manager de comunicación para productos sin combustión de Philip Morris International, explica que el compromiso de la compañía es "crear un mundo sin humo", sin embargo son conscientes de que no lo pueden hacer solos. Por ello "los gobiernos y las autoridades juegan un rol muy importante, estableciendo un marco regulatorio diferenciado para esta nueva categoría que permita comunicar de manera precisa y en base a la evidencia científica, las características de los productos sin combustión a los consumidores".

En la misma línea se pronuncia la ecuatoriana Glenda Ruiz, que también forma parte del equipo de comunicación de la compañía en Suiza. "Nuestro objetivo es convencer a todos los fumadores adultos que tienen la intención de seguir fumando que se cambien a productos sin combustión tan pronto como esa posible", añade.

La importancia de la agencia norteamericana FDA radica en que Estados Unidos es el país más avanzado en la regulación de los productos de tabaco calentado. En diciembre del año pasado Philip Morris presentó oficialmente la solicitud de que IQOS sea considerado un producto de riesgo reducido por el Gobierno de ese país. La FDA aceptó la petición para comenzar el proceso de revisión y abrió el plazo para la consulta pública, lo que puede durar un año. En el expediente, los científicos de PMI incluyen análisis químicos, estudios toxicológicos, estudios clínicos, estudios sobre percepción y estudios de postcomercialización.

En otros países como Reino Unido, Noruega o Nueva Zelanda las autoridades sanitarias aconsejan a los fumadores que, en el caso de que no quieran o no puedan dejar el tabaco, se pasen a los productos de riesgo reducido para evitar una buena parte de los elementos tóxicos más nocivos para la salud. Asimismo, en los últimos años se ha ido publicando estudios de organismos gubernamentales en la misma línea, entre ellos el Instituto Nacional holandés de Salud Pública y Medioambiente, el instituto federal alemán para la evaluación de riesgos y dos estudios realizados por científicos independientes en Rusia.

En España el dispositivo IQOS se lanzó al mercado a finales del año pasado, por lo que su penetración entre los fumadores españoles es aún incipiente. Los últimos datos reflejan que se han vendido 85.000 unidades y que el dispositivo se puede comprar en unos 1.800 estancos en todo el país, mientras que las unidades de tabaco calentado se venden en más de 6.000 estancos. En Canarias ya hay tiendas especializadas en IQOS en algunos centros comerciales y zonas de las capitales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine