12 de enero de 2018
12.01.2018

El Monopoly Islas Canarias no logra cruzar la 'frontera'

Las restricciones de envío lastran el despegue del comercio electrónico en el Archipiélago

12.01.2018 | 03:49
El Monopoly Islas Canarias no logra cruzar la 'frontera'

El Monopoly Islas Canarias no logra cruzar la frontera. Amazon, el gigante estadounidense del comercio electrónico, no envía al Archipiélago la edición canaria del famoso juego de mesa con el que los jugadores pueden convertirse en los propietarios de lugares tan emblemáticos de la región como las Dunas de Maspalomas o el Teide. La empresa norteamericana recoge en su propia página web que los productos que ponen a la venta "se pueden enviar a todo el territorio nacional, a excepción de Canarias, Ceuta y Melilla, donde existen ciertas restricciones de envío". La eliminación de las barreras arancelarias para las compras online siempre ha sido un clamor entre los ciudadanos de las Islas, que pese a las mejoras logradas, siguen tropezando con obstáculos para acceder al mercado digital.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2017, que entraron en vigor a finales de junio de ese año, no solo recogía el aumento del descuento del 50% al 75% en los billetes para viajar entre islas por avión y barco para los residentes canarios. Las cuentas estatales también incluyeron la elevación hasta los 150 euros del valor de las importaciones de bienes exentos de presentar el documento único administrativo (DUA). Hasta entonces, el mínimo liberado de pagar el impuesto en aduanas era de 22 euros. Cumplir con este trámite administrativo implica, incluso, que en algunas ocasiones el valor del artículo comprado se multiplicara por dos.

Esta medida fue recibida con agrado por los compradores del mercado online que viven en las Islas. La medida se aprobó tras el acuerdo alcanzado por el Ejecutivo regional y el Gobierno central para incentivar el comercio electrónico en el Archipiélago, a la cola del país por las barreras que encuentra de por medio. Pese al buen recibimiento inicial, las críticas no se hicieron esperar porque los costes del transporte aún suponen un freno, tanto a clientes como a vendedores. No en vano, muchas firmas deciden no hacer envíos a Canarias para no afrontar los costes que ello supone, por lo que a las Islas aún les cuesta ganar terreno en el mercado global sin fronteras.

Amazon, que registró 1,4 millones de pedidos durante el Black Friday en España -esto es, una media de más de 16 pedidos por segundo-, expone que la empresa norteamericana está comprometida "con brindar una excelente experiencia de compra" a los clientes del Archipiélago. Fuentes de la empresa , fundada y presidida por Jeff Bezos -la persona más rica del mundo tras superar la fortuna de Bill Gates-, aseguran que el gigante del comercio electrónico trabaja junto a sus socios de transporte "para mejorar el servicio de entrega". Asimismo, Amazon está poniéndose en contacto con los compradores de Canarias para recordarles que necesitan agregar su número de identificación fiscal (NIF) en su perfil de cliente.

La empresa estadounidense ya ha introducido mejoras en la selección de productos para facilitar la navegación y realización de pedidos de los clientes de la Islas mediante la inclusión de un mensaje informativo que indica qué bienes no pueden ser entregados, "por ahora, en una dirección de Canarias". En la propia web, la compañía también aclara que los vendedores externos con los que trabaja establecen sus propias restricciones de envío. Expone, a su vez, que muchos de ellos sí trasladan sus productos al Archipiélago, a Ceuta y a Melilla.

En 1935 se pudo jugar por vez primera al Monopoly en New Jersey, en Estados Unidos. Desde el principio, este juego de mesa fue un éxito y poco a poco ha ido conquistando a 111 países, por lo que se ha traducido a 43 idiomas. En julio del pasado año la empresa británica Winning Moves, fabricante del juego, anunció una versión inspirada en los rincones más emblemáticos del Archipiélago.

Esta edición, que contó con el apoyo de Fred. Olsen Express, Grupo Lopesan y Cajasiete, mantiene las mismas reglas del juego tradicional y continúa la línea marcada por la compañía inglesa de llevar a sus casillas los rincones más conocidos de diferentes comunidades españolas como Cantabria o País Vasco. Después del verano, se lanzó al mercado en español e inglés la edición isleña. La intención era llamar la atención de los habitantes de las Islas y convertir al juego en un souvenir para los millones de turistas que cada año visitan el Archipiélago -las estimaciones del Ejecutivo regional apuntan a que en 2017 Canarias registró un nuevo récord al recibir más de 16 millones de turistas-. Éste, distribuido en España por la empresa Eleven Force, se comercializa en jugueterías, hipermercados, grandes almacenes y mediante comercios electrónicos pese a que paradójicamente las Islas queden, en ocasiones, excluidas del envío.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine