08 de diciembre de 2017
08.12.2017

Los plataneros desechan dos millones de kilos de fruta sin hueco en el mercado

Los excedentes y el menor consumo en Navidad limitan las ventas

07.12.2017 | 23:59
Los plataneros desechan dos millones de kilos de fruta sin hueco en el mercado

Los productores de plátanos de Canarias se han visto obligados a desechar alrededor de dos millones de kilos de fruta en las últimas semanas ante la imposibilidad de encontrarles hueco en el mercado. Una situación que igualmente ha obligado al sector a buscar destinos alternativos para esos excedentes y tratar de reducir al mínimo la cantidad desperdiciada y condenada a su destrucción, lo que tradicionalmente se ha denominado pica. Parte de los plátanos sin posibilidad de venta han sido así donados a bancos de alimentos de las Islas y de la Península, a agricultores e incluso se han destinado para fabricación de compost o abono orgánico.

Desde Asprocan, la entidad que aglutina a las organizaciones de productores, explicaron ayer que la producción se ha incrementado en unos 30 millones de kilos en los últimos ejercicios. Y sobre ese crecimiento, y al calor del interminable verano de este año, se ha disparado también los últimos meses y semanas. Unos excedentes mayores de lo previsto que no ha sido posible colocar en un mercado que, por si fuera poco, ofrece menos oportunidades en temporada navideña, cuando el plátano y las restantes frutas habituales en las mesas españolas -fundamentalmente peras y manzanas- sufren la irrupción de los dulces típicos en los lineales de los supermercados. Si a todo ello se suman los bajos precios en verde -los precios a los que venden los productores- de las últimas fechas, resulta que el sector ni siquiera habría conseguido cubrir los costes del transporte de la fruta a la Península, de modo que "no podemos hacer milagros", se lamentaban ayer en Asprocan. Así pues, tras comercializar todo lo posible, algo más de dos millones de kilos se han quedado sin hueco en los puntos de venta al público.

¿Significa esto que toda esa cantidad de plátanos ha acabado en la pica?, es decir, destruida. No. No al menos toda. Al margen de una parte menor para compostaje y de otra que se da a agricultores para, por ejemplo, alimentación de animales, decenas de miles de kilos han tenido o tendrán una utilidad social gracias a las donaciones a bancos de alimentos, que los distribuirán luego entre personas y familias necesitadas. De hecho no se entregan más kilos de plátanos a los bancos de alimentos u otras organizaciones sociales -se ha donado fruta a 52 entidades solo en la Península- porque su poca resistencia una vez cortados no da tiempo para ello y porque las propias oenegés tienen límites en sus instalaciones, puntualizaron desde Asprocan. En consecuencia, el sector ha tenido que recurrir una vez más a la pica, en este caso extraordinaria por las circunstancias y su inesperado volumen, lo que ha traído "preocupación" a los productores, que vuelven a ver cómo parte de su esfuerzo no tiene recompensa.

Para contextualizar esas 2.000 toneladas desechadas en las últimas semanas basta con apuntar que Canarias produce más de 420.000 toneladas anuales de plátanos, de las que aproximadamente un 2,5% -unas 10.500- no llega a comercializarse y, salvo alternativas, acaba destruyéndose.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine