24 de febrero de 2017
24.02.2017
Empleo

'Premium Friday', un viernes para irse antes del trabajo

Japón estrena el 'súper viernes' para frenar la cultura del exceso de trabajo, que causa miles de suicidios

24.02.2017 | 09:34
Ejecutivos japoneses, durante una reunión.

La campaña diseñada por el Gobierno nipón "Premium Friday" arrancó hoy con el objetivo de sacar de sus oficinas a los japoneses los viernes a las 3 de la tarde y ayudar a frenar la cultura del exceso de trabajo que predomina en el país.

El "Premium Friday" ("súper viernes" en español), que cuenta con el apoyo de los principales grupos empresariales del país, anima a los empleados japoneses a abandonar sus puestos de trabajo antes de la hora el último viernes de cada mes.

Esta campaña arranca meses después de que el suicidio de una joven japonesa, que no podía soportar sus largas jornadas laborales, reabriera el debate en torno al "karoshi" o muerte por exceso de trabajo en Japón.

En 2015, más de 2.159 personas se suicidaron en Japón por causas relacionadas con el trabajo -675 de ellas por cansancio-, según el Ministerio nipón de trabajo.

La legislación laboral japonesa establece que las jornadas de trabajo no deben superar las 40 horas semanales, aunque permite que se trabajen horas extra siempre que haya un acuerdo previo entre empleador y trabajador.

El pasado octubre el Ejecutivo publicó un informe que mostraba que casi una cuarta parte de las corporaciones niponas reconoce que sus empleados pueden llegar a trabajar más de 80 horas extras al mes.

El "Premium Friday" también pretende dar un impulso al consumo privado -que en Japón representa cerca del 60 % del producto interior bruto (PIB)- y terminar con la deflación crónica que afecta a la tercera economía mundial.

Por ello, algunas tabernas japonesas, conocidas como "izakaya", planean abrir antes de lo que es habitual; la cadena Sapporo Lion Beer Hall ofrecerá cerveza a mitad de precio desde las 3 de la tarde.

Varios centros comerciales también ofrecerán seminarios sobre maquillaje o la tradicional ceremonia del té, un servicio de alquiler de kimonos, así como descuentos en algunas marcas de ropa.

Si todos los trabajadores nipones participan, el consumo privado podría alcanzar unos 123.600 millones de yenes (1.033 millones de euros) durante el "Premium Friday", explicó a Efe Toshihiro Nagahama, economista jefe del Instituto de Investigación Dai-ichi Life.

Sin embargo, no todas las empresas participarán en esta iniciativa voluntaria. El gigante automovilístico Toyota (con 70.000 empleados en Japón), por ejemplo, ya ha anunciado que no está interesado en el "Premium Friday".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine