25 de enero de 2017
25.01.2017
Defecto de diseño

Ikea retira de la venta unas sillas de playa por posibles caídas o atrapamiento de los dedos

La empresa sueca reemplazará o devolverá el dinero a los clientes que comprasen la silla Mysingsö

25.01.2017 | 18:22
La silla retirada por Ikea, Mysingsö.

Ikea ha decidido retirar de la venta la silla de playa Mysingsö ante el peligro de posibles caídas o atrapamiento de los dedos, según ha informado la compañía sueca, que volverá a comercializar dicha hamaca, pero actualizada y mejorada, a partir del próximo mes.

Ante esta situación y tras incidentes en Filandia, Alemania, Estados Unidos, Dinamarca y Australia, Ikea ha solicitado a los clientes que hayan comprado la silla de playa que la lleven a cualquier tienda para su reemplazo o devolución.

Después de lavar el tejido del asiento y volver a montarlo puede suceder que se haga de forma incorrecta provocando así posibles caídas o atrapamiento de los dedos, según ha explicado la firma, que ha recibido cinco informes sobre incidentes con la silla Mysingsö de caídas por montaje incorrecto y que incluyen lesiones en los dedos y la atención médica necesaria.

"La seguridad de los productos es una prioridad para Ikea y todos ellos deben cumplir la legislación nacional e internacional y los estándares de seguridad pertinentes. La silla de playa Mysingsö ha sido sometida a pruebas mecánicas, de tejidos y químicas, y ha superado las diferentes pruebas realizadas", ha señalado la firma.

Tras recibir los informes sobre los incidentes, Ikea inició una investigación completa, que ha dado paso a una mejora del diseño para evitar posibles daños provocados por montajes incorrectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine