25 de enero de 2017
25.01.2017

La gastronomía canaria más allá de las papas

El Archipiélago se promociona como destino culinario en Madrid Fusión-Saborea España con creaciones de Tenerife y Lanzarote

25.01.2017 | 04:50
La gastronomía canaria más allá de las papas

Ni solo sol y playa, ni solo papas con mojo. Canarias se promociona como destino de turismo gastronómico en la decimoquinta edición de la feria Madrid Fusión-Saborea España 2017 con la presencia de delegaciones de Tenerife, primer territorio que participa como invitado nacional del evento, y Lanzarote.

"La gastronomía canaria es una gran desconocida, hasta ahora no habíamos entendido que puede ser una fortaleza junto al clima y el paisaje, pero cocineros de renombre internacional hablan maravillas de Canarias y se muestran muy predispuestos a visitarnos y ayudar a potenciar los productos locales", explica la consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno autonómico, Mariate Lorenzo, durante la segunda jornada de la principal cita del sector en España. Más allá de las papas con mojo, los quesos o los vinos, tradicionales embajadores de la gastronomía isleña, destacan la cantidad y la calidad de los platos elaborados con atún canario, por ejemplo, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

La presencia canaria en Madrid Fusión se enmarca en la estrategia autonómica de obtener una "mayor rentabilidad" de la industria turística después de años récord en visitantes, con el máximo de 15 millones marcado en 2016, además de lograr un "efecto arrastre" en otras áreas como el sector primario. En colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, el proyecto Crecer juntos pretende "poner en valor otros ingredientes sin tanto impulso y, sobre todo, conectar los productos con la restauración" para atraer a los viajeros que, "además del descanso, también valoran la gastronomía local", según la titular de Turismo.

Alrededor de 170 expositores, más de 11.000 visitantes, 1.500 congresistas y 600 periodistas asisten a Madrid Fusión, con Argentina como destino internacional invitado en esta ocasión. Y, por primera vez, la feria impulsada por el periodista gastronómico José Carlos Capel cuenta con un destino nacional invitado y el estreno corresponde a Tenerife, isla que concentra los cinco restaurantes distinguidos por la guía especializada Michelín en el Archipiélago.

Siete cocineros tinerfeños prepararon ayer en cinco talleres casi un treintena de tapas con ocho productos de la Isla: pescado azul, cochino negro, papas antiguas, plátano de Canarias, quesos, gofio, aguacate y miel. "La gente se sorprende mucho con el gofio y el cochino negro, además de la papa antigua, que sigue siendo la gran desconocida", apunta el presidente de Asociación de Cocineros y Reposteros de Canarias (Acyre), Pablo Pastor, antes de destacar el "lleno total" de la conferencia inaugural impartida el lunes por el propietario del restaurante El rincón de Juan Carlos y cocinero con estrella Michelín, Juan Carlos Padrón, y el jefe del Servicio de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Domingo Ríos, sobre los tubérculos con denominación de origen protegida.

Con cuatro decenios de experiencia como cocinero y propietario de un restaurante en Adeje, Pastor resume en "innovación y tradición" la actual gastronomía canaria. "Quizá hasta ahora no hemos salido tanto porque ha faltado promoción, pero estamos haciendo las cosas bien y nos estamos poniendo en el mapa", valora el presidente de Acyre en sintonía con "la nueva imagen de la comida de Tenerife" aplaudida por el presidente de Saborea España, Pedro Larumbe, durante el acto inaugural.

Por ejemplo, el tinerfeño Eduardo Pelayo obtuvo el lunes el tercer premio del IV Concurso de Bocadillos de Autor con una hamburguesa de farinato (embutido similar al chorizo y típico en zonas castellanas como Salamanca) y plátano de Canarias. Pero no solo la occidental, también la provincia de Las Palmas acapara protagonismo en Madrid Fusión gracias a Lanzarote, cuyo principal festival enogastronómico celebra este año la séptima edición.

El consejero insular de Promoción Económica y responsable de Saborea Lanzarote, Antonio Morales, coincide al considerar que "faltaba que cocineros y restaurantes se creyeran que el producto local es bueno y ayuda a mantener campo y paisaje da resultados, pero queda mucho por recorrer". Desde la isla conejera, cuya programación anual también incluye ferias del queso y de tapas o carrera del vino, se destaca la actual acogida en el mercado peninsular de la producción de granos, como lentejas y garbanzos, y los cultivos del jable, como las batatas.

Tras admitir cierto "complejo de inferioridad para valorar y explotar las peculiaridades isleñas", el dueño y chef del restaurante lanzaroteño Lilium, Orlando Ortega, muestra su orgullo por el trabajo desarrollado por nuevos profesionales del Archipiélago que "dan un paso más allá al refinar las recetas antiguas con modernidad". Es decir, fusión canaria en Madrid, como la ropa vieja de cherne salado y mojos texturizados o la croqueta de pulpo y batata de jable servidos por Orlando Ortega en el expositor de Saborea Lanzarote.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine